"; Los mejores chistes de Animales

HUMOR

Animales


¿Qué le dice un chinche a una chinche?
Te amo chincheramente.




Este era un perico que se la llevaba enfadando a su dueño y le decía: ¡Quiero galletas! ¡Quiero galletas!
Y el dueño le decía:
Si sigues enfadando te voy a sacar todas las plumas de la cabeza. Y el perico seguía enfadando:
¡Quiero galleta! ¡Quiero galleta!
Entonces el dueño se enojó y le desplumó la cabeza.
Y estaba el perico triste y pelón y se fue a la ventana a llorar, en eso pasa un pelado y el perico le grita:
¡Tú también querías galletas! ¿Verdad?




En una ocasión caminaban por el desierto un forastero, su caballo y un perro. En cierto trayecto del camino el caballo no caminó más y exclamó: ¡Tengo mucha sed!
El forastero al oír al caballo hablar se asustó mucho, y corrió, corrió hasta quedar rendido de tan tremendo susto. El perro al ver a su amo, había hecho lo mismo; casi sin poder respirar el perro y el forastero, tendidos en la arena del desierto, el perro exclamó:
¡Vio que susto nos dio ese condenado caballo!










¿Cuál es el animal más antiguo?
La vaca
¿Por qué?
Porque esta en blanco y negro.




Habían cinco tortugas que se fueron a un picnic, cuando iban a empezar a comer, notan que no habían traido el abridor de latas y sólo tenían latas de conserva, entonces una de ellas dice:
Bueno, hagamos un trato, yo iré por el abridor, pero me prometen que no van a tocar nada hasta que yo regresé, ¿Entendido?
Sí, dicen las tortugas.
Pasa un año, dos años, tres, cuatro, diez años, etc, y nada que se aparece la tortuga.
Una de ellas dice:
Yo ya no aguantó más el hambre, empecemos a ver cómo abrimos las latas. Y cuando empiezan a comer, la tortuga que estaba detrás de un árbol sale y dice:
¡Yo sabía, yo sabía que no me iban a esperar!






Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED