"; Los mejores chistes de Atlantes

HUMOR

Atlantes


Un Atlante se encuentra en un casino de Las Vegas frente a una máquina de sodas. El Atlante introduce unas monedas, presiona un botón, y recibe una soda. Vuelve a introducir otras monedas, y recibe otra soda. Y vuelve a introducir otras monedas, y recibe otra soda más. Un señor se acerca y le dice:
Señor, ¿Puedo utilizar la máquina, por favor?
A lo que el atlante responde:
¡Aléjese, aléjese! ¿No ve que estoy ganando?




Este era un granjero que tenía una gran plantación en las llanuras de Castilla. Un día va a la plantación y ve que tiene media cosecha
destrozada por culpa de un topo. Se pasa días y noches buscando al topo que poco a poco le va destrozando la cosecha, entonces como ve que no lo puede encontrar, coge las páginas amarillas y llama a un "cazador de topos". Luego llega el cazador de topos y le dice el granjero:
Bueno, yo te pago lo que quieras, pero tú me encuentras el topo y lo matas, pero que muera sufriendo, eh!, que muera sufriendo a más no poder. El cazador de topos se prepara a lo Rambo y sale en busca del topo al cual encuentra. Vuelve a hablar con el granjero y le dice:
Ya he encontrado el topo.
¡Muy bien! Lo has hecho sufrir, ya te he dicho que quería que sufriera mucho.
Sí.
¿Qué castigo le has hecho para que sufriera?
¡El peor sufrimiento de todos, le he enterrado vivo!




Iba un Atlante con su rebaño de ovejas, llegan a un cruce de ferrocarril y el atlante toma la precaución de asomarse si venía algún tren y decide cruzar el rebaño, cuando a gran velocidad se ve venir un ferrocarril, por más que intenta no logra pasar el rebaño completo y que le mata casi la mitad del rebaño. Furioso en extremo, el atlante se encamina al pueblo, entra en la juguetería, toma un bate de béisbol y arremete contra los trencitos eléctricos que ahí estaban, el dueño a duras penas logra detenerlo y le exige una explicación. El atlante le dice:
A estos hay que acabarlos de pequeños porque de grandes matan a las ovejas, y doy gracias de que venía de frente porque si es de lado acaba con todo mi rebaño.










¿Por qué los atlantes ponen cubos de hielo sobre el televisor?
Para tener noticias frescas.




Era un atlante que fue de visita a México y vio un edificio muy grande y se puso a contar los pisos que tenía, cuando dos mexicanos se le acercan y le preguntan:
Oiga señor, ¿qué hace?
Y le contesta:
Contando los pisos de este edificio.
Entonces los hombres le dicen:
Pues, ¿no conoce usted las leyes de México?
No, le contesta, ¿por qué?
Porque una ley dice que por cada piso que cuente, debe pagar un peso. ¿Sí? pregunta el atlante.
A ver, ¿cuántos contó?, le preguntan.
No, pues, 36 pisos contesta el atlante.
Entonces son 36 pesos.
Ya se los paga y se van cada quien por su lado, después el atlante piensa, los hice pendejos, ¡conté 38!






Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED