HUMOR

Borrachos


Un tipo entra a un bar y pide un trago con dos gotitas de limón... el cantinero se lo da y se queda pensativo por lo extraño de su petición... el tipo se avienta el trago y sale corriendo y se tira por la ventana... todos los que estaban en el bar salen corriendo a ver el cadáver aplastado y para su sorpresa encuentran que no hay nada en el piso, el tipo regresa ileso y repite la operación: Trago, corre, salta por la ventana... y regresa... en eso un borrachito feliz le tira: oye tu... te estoy viendo de hace rato... ¿cómo no te mueres? Y nuestro amigo le responde: mira, el secreto es pedir cualquier trago con dos gotitas de limón... sales corriendo, te tiras por la ventana... ¡ y volaras! El borracho acomete la acción. . se tira por la ventana felizmente... la gente se asoma... y ven el cadáver destrozado del borracho... Las tripas en el suelo... Todo vuelto leña... el cantinero no tiene más que mirar a nuestro amigo y decirle: Oye, superman, eres un maldito cuando estas borracho.




Entran unos policías a un bar y preguntan: ¿Quién aquí es Pedro Gonzáles? Y sale un borracho y dice: Yo soy Pedro González. Entonces los policías lo cogen y lo llevan a la cárcel, le dan una paliza y lo dejan encerrado. Al otro día se levanta el borracho y les dice: ¡Ja!, los engañé, yo no me llamo Pedro Gonzáles.




Erase una vez en una fiesta que un político bebió mucho y se quedó borracho, entonces vio a una persona toda de negro y se acercó a ella y le dijo:
A ver, la viudita que baile conmigo esta pieza.
La persona molesta le dijo:
Señor, yo no voy a bailar con usted por tres motivos: primero porque usted es un borracho mal educado, segundo porque el himno nacional no se baila, y tercero porque yo soy el obispo.











Estaban dos borrachos en un parque muy mareados, y uno de los borrachos dice:
Esa que está allá arriba es la luna.
Y dice el otro borracho:
No, ese es el sol.
Y siguen discutiendo hasta que pasa otro borracho y los dos borrachos le preguntan:
¿Esa es la luna o el sol?
Y dice el borracho:
Ay, yo no sé, yo no vivo por aquí.




Entra un borracho al un bar y le pide al cantinero un trago de wisky, del mejor, el cantinero le da el trago de wisky. El borracho se bebe el wisky y se va a la pista del bar, y se pone a practicar boxeo. Después de un rato, el borracho vuelve a la cantina y pide otro wisky, y el cantinero le da el wisky, el borracho no le paga el wisky, y vuelve a la pista y se pone a practicar de nuevo. Todo el mundo se queda mirando al borracho y el cantinero dice:
Pero bueno, este hombre está loco.
El cantinero se hace pasar por loco y va donde está el borracho, y le pregunta:
Señor, ¿cuándo comienza la pelea?
Y el borracho le contesta:
Cuando usted se dé cuenta que yo no tengo ni un centavo en mi cartera.






Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED