HUMOR

Borrachos


Bueno, en una cantina están bebiendo dos tipos, y ya estaban en un estado lamentable y uno le dice al otro:
Vamos a mi casa.
No, vamos a la mía, responde el otro.
Y así la pasaron hasta llegar a la casa y uno de ellos dijo:
Sí, esta es mi casa.
No, esta es mí casa.
Uno de ellos dice:
Bueno, toquemos a la puerta y al que reconozcan es el de la casa. Tocan la puerta y sale una señora y dice:
¡Que lindo, padre e hijo borrachos!




Este era un señor muy borracho, que ya se le había hecho costumbre llegar a su casa borrachísimo, su mujer muy enfadada le pone una trampa, se disfraza de satanás y se esconde detrás de un sillón para asustarlo, el tipo llega, se sienta en el sillón, su mujer sale y empieza a dar de gritos, el sin inmutarse le contesta:
¡No me asustas, estoy casado con tu hermana!




Llega un borracho a su casa a las 4 de la mañana con una pesada caja sobre la espalda, en eso le grita a su mujer:
¡Vieja, vieja, ábreme la puerta!
La mujer rápidamente le abre la puerta, y le dice:
Pero, qué traes allí viejito.
En eso el borracho empieza a abrir la caja y saca 1, 2, 3, 4 llantas para carro y le dice a su mujer:
Mira lo que me compré.
La mujer sorprendida le dice burlonamente:
Ay viejo, ya andas bien borracho, para qué compraste llantas si tú ni carro tienes.
A lo que el borracho responde:
Mira, tú ni me digas nada, porque tú te compras sostén y yo no te digo nada.











Una señora pasa con su hija en la tarde y un borracho les grita:
¡Señora, su hija se ve bien fea!
Y la señora le contesta:
¡Es que la belleza la tiene por dentro!
Y el borracho le responde:
¡Entonces, pélela!




Dos borrachos se encuentran en una cantina y le pregunta uno al otro: Oye compadre, ¿Usted cómo se llama?
El otro contesta:
Me llamo Plácido Domingo, ¿Y tú?
Pos yo, Mendigo Lunes.







Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED