HUMOR

Borrachos


Un borrachito leyó mucho sobre lo mal que hace la bebida, y luego de mucho pensarlo sacó una conclusión: Iba a dejar la lectura.




Un niño muy mal educado e insolente le pregunta a un policía.
Niño: señor policía ¿me puede decir la hora?
Policía: faltan 10 minutos para las 11 a.m.
Niño: entonces a las 11 me limpia los zapatos.
Luego el niño se escapa y el policía todo enfurecido va tras de él. Al llegar a una esquina pierde de vista al niño y justo allí se encontraba un borracho, al que le pregunta:
Policía: señor, ¿vio pasar corriendo a un niño?
Borracho: primero dígame porqué lo seguía.
Policía: el niño me preguntó por la hora, yo le dije que faltaba 10 minutos para las 11 a.m. y el muy insolente me dijo que a las 11 le limpiara los zapatos.
Borracho: entonces señor policía ¡qué apuro tiene Ud. si todavía faltan 5 minutos!




Llega un borracho a su casa a las 4 de la mañana con una pesada caja sobre la espalda, en eso le grita a su mujer:
¡Vieja, vieja, ábreme la puerta!
La mujer rápidamente le abre la puerta, y le dice:
Pero, qué traes allí viejito.
En eso el borracho empieza a abrir la caja y saca 1, 2, 3, 4 llantas para carro y le dice a su mujer:
Mira lo que me compré.
La mujer sorprendida le dice burlonamente:
Ay viejo, ya andas bien borracho, para qué compraste llantas si tú ni carro tienes.
A lo que el borracho responde:
Mira, tú ni me digas nada, porque tú te compras sostén y yo no te digo nada.











Un niño le pregunta a su padre muy interesado.
Papá, ¿Cómo se sabe que una persona está borracha?
Pues fácil hijo, ¿Ves esos dos hombres que vienen por ahí? ¡Si yo estuviera borracho vería cuatro!
Papá, ¡Si solo viene uno!




Este era una vez que un señor llega borracho a su casa a las 4 de la mañana, y como no tenía llave se dirigió al patio de su casa, de repente ve que el perro de su casa tiene un lorito muerto en la boca, y el tipo dice:
¡Dios mío!, si es el lorito de la señora del lado.
Al señor le dio pena y puso al lorito en la jaula de la vecina y se acuesta a dormir. Al otro día se despierta y ve que su esposa está llorando y le pregunta:
¿Amor, por qué estas llorando?
Y le dice su esposa:
Es que se murió la vecina del lado.
Y dice el esposo:
Cómo va a ser, si ayer la vi bien y en perfectas condiciones.
Y le dice la esposa:
Es que le dio un infarto esta mañana. Porque ayer había enterrado al lorito que se le murió y se le apareció en la jaula esta mañana.







Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED