"; Los mejores chistes de Borrachos

HUMOR

Borrachos


El marido llega a su casa al amanecer, lo espera su mujer en la puerta, está borracho y con manchas de lápiz de labios.
Supongo que hay una razón para que llegues a las seis de la mañana. Sí, el desayuno.




Había un autobús lleno de gente y sale un borrachito y dice:
¿A quién se le perdió un fajo de billetes de $100 que están unidos con una liguita?
Sale un señor y dice:
¡A mí!
¡Pues encontré la liguita! Responde el borrachito.




Eran dos borrachos que iban por la calle y pasa un perro con una botella de licor en el lomo, uno de los borrachos dice, mira allí va el mejor amigo del hombre a lo que el otro borracho responde: si y va con un perro.









Estaban dos borrachitos en un bar cuando ya estaba por cerrar.
Oye cumpa, ¿por qué no vamos a mi casa para seguir chupando?
No, mejor vamos a la mía que es aquí cerquita.
No cumpa, la mía es más cerquita.
A ver, vamos, a ver cuál es más cerca.
Y se van, llegando a la esquina se detienen y uno le dice al otro: Ya llegamos cumpa, está es mi casa.
Y el otro le dice:
No puede ser cumpa, ésta es mi casa.
No te creo, es la mía.
A ver, tocaremos la puerta así sabremos de quién es.
Tocan la puerta, sale la dueña, y les dice;
¡Que bonito, que bonito, padre e hijo borrachos!




Una mujer, cansada de que su marido llegue borracho a casa todas las noches, decide darle un susto para que escarmiente.
Esa noche, cuando el esposo todavía no regresa de la juerga, se disfraza del diablo y lo espera en silencio en la oscuridad.
Apenas escucha girar la llave de la puerta, la esposa se prepara y en cuanto entra el hombre alcoholizado como siempre, cae encima de él gritando:
-"¡He venido a llevarte!"
El hombre mira con tranquilidad y responde:
-"Da lo mismo... ¡Hace veinte años que vivo con tu hermana!"






Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED