HUMOR

Borrachos


Una vez un borracho iba manejando, y estaba en una curva que tenía una flecha, y él siguió de largo y se estrelló. Al rato llega la policía y le dice:
¿Usted no vio la flecha?
Y el borracho le responde:
¡Y al indio que me la tiró tampoco!




Llegó un borracho a la casa a las tres de la mañana y empezó a tocar la puerta. Cuando su esposa llega a la puerta, pregunta:
¿Quién es?
El borracho contesta:
¡Abran!
La esposa vuelve a preguntar:
¿Quién?
¡Abran!
¿Dígame quién es?
¡Abran!
Si no me dice quién es, no le puedo abrir la puerta.
¡Que, abran!
No señor, no le voy a abrir, y la mujer se fue de nuevo a acostar. Al otro día, cuando la mujer se fue al supermercado por la mañana, abrió la puerta y dijo:
¡Abraham, usted que hace en la calle tirado!




Había una vez, un borracho tomado cerveza en un panteón, y de pronto se le cae su cerveza y se pone a llorar.
Pero en eso pasa una señora que le va a dejar flores a su marido y ve al borracho llorando, y se le acerca y le dice:
¿Familiar?
Y el borracho le contesta:
¡No, de a litro!











Estaban dos borrachitos en un bar cuando ya estaba por cerrar.
Oye cumpa, ¿por qué no vamos a mi casa para seguir chupando?
No, mejor vamos a la mía que es aquí cerquita.
No cumpa, la mía es más cerquita.
A ver, vamos, a ver cuál es más cerca.
Y se van, llegando a la esquina se detienen y uno le dice al otro: Ya llegamos cumpa, está es mi casa.
Y el otro le dice:
No puede ser cumpa, ésta es mi casa.
No te creo, es la mía.
A ver, tocaremos la puerta así sabremos de quién es.
Tocan la puerta, sale la dueña, y les dice;
¡Que bonito, que bonito, padre e hijo borrachos!




Un borracho estaba sentado en la banqueta y en eso pasa una abuelita con su nieta y en eso dice el borracho:
¡Adiós biscocho!
Y entonces se regresa la abuelita y le dice:
¿Qué dijiste?
Y el borracho le contesta:
Dije biscocho, no pan de muerto.







Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED