HUMOR

Chistes Cortos


Oiga señor, quiero decirle que yo estoy enamorado de su hija y no por el dinero.
Y el tipo le responde:
¡Ah! ¿De cuál de las cuatro?
Ah no, de cualquiera, cualquiera.




Lucas no deja de hacer preguntas, su mamá, ya cansada, le dice:
Lucas, basta, recordá que la curiosidad mató al gato.
El chico se queda pensativo unos segundos y pregunta:
Mamá, ¿y qué es lo que quería saber el gato?




Sólo hay dos palabras en el mundo que te abrirán muchas puertas.
Jale y empuje.











Había un hombre, tan viejo, tan viejo, que cuando Dios dijo hágase la luz, él ya debía tres meses.




Era una mujer tan pequeñita, tan pequeñita, que en vez de dar a luz daba chispita.







Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED