HUMOR

Crueles


Este era un concurso de latigazos, y eran muchos los participantes, las reglas: El que grita pierde, y así se inicia el concurso, se presentan muchos muy fuertes y fornidos, muchos llegan a los 20, otros pocos a los 30, antes de gritar "ya, ya, ya, por favor" entre todos sale un chavo muy delgado y débil y se decide a concursar, lo amarran y empiezan uno, dos, y así llegan a los 20 latigazos, y la gente se emociona, llegan a los 30 y la gente empieza a contar 31, 32, 33, mientras el joven con lágrimas en los ojos resiste y la multitud lo ovaciona:
¡Chiquiti-bun ala vin-von-va, el mudo, el mudo ra ra ra!




Llega un ciempiés, muy desesperado, tocando la puerta de su casa y diciendo:
Papá, papá, ábrame, que me come un pollo.
Y el papá le dice:
¡Espérate hijito que me ponga los zapatos!




Un mendigo va y toca una puerta, sale un señor y le pregunta:
¿Qué quieres?
El mendigo le responde:
Señor, ¿no tendrá comida que me invite?
El señor responde:
¿Le importa que sea de ayer?
No, no importa.
Entonces, venga mañana.











Había una vez un niño tan feo, pero tan feo, que un día su mamá lo llevó de camping y en la noche, los coyotes prendieron fogatas para que no se les acercara.




Estaba Alcapone cuando era chiquito escribiéndole una carta al niño Jesús. Querido niño Jesús, este año me he portado muy muy muy bien, se queda pensando y dice, no, la verdad no me he portado muy muy muy bien, y la rompe.
Querido niño Jesús este año me he portado muy muy bien, se queda pensando otra vez y dice, no, la verdad no me he portado muy muy bien, la rompe. Querido niño Jesús, este año me he portado muy bien, se queda pensando y dice, no, la verdad es que no me he portado muy bien, no puedo mentirle, la rompe.
Querido niño Jesús, este año me he portado bien, y dice, la verdad es que ni bien me he portado, no le puedo decir mentiras, y rompe la carta de nuevo, en eso toma una imagen de la virgen que tenía al lado y empieza escribir de nuevo.
Querido niño Jesús, tengo secuestrada a tu madre, si no me traes lo que te pido, no te la devuelvo nunca.







Más chistes de Crueles Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED