HUMOR

Doctores


Un hombre le pregunta al doctor después de una cirugía en el ojo: Doctor, ¿Usted cree que pueda perder mi ojo?
Y el doctor responde:
Ahh yo no sé, eso depende enteramente de usted, yo se lo puse en esa bolsita, así que usted verá.




Va un tipo llamado Pepe a una clínica, donde el médico es conocido suyo. Entonces el médico lo examina. Al rato, Pepe le pregunta:
¿Cómo estoy?
Pues, que tienes el mismo problema de una iglesia abandonada.
¿Qué quieres decir?
¡Que no tienes cura!




Está la señora en la sala de espera muy nerviosa. Después de una hora sale el médico y ella le pregunta:
Doctor, ¿Se salvó mi esposo?
El doctor responde con cara de asombro:
¿Pues que no era autopsia?











Llega un señor al doctor y le dice:
Doctor, fíjese que ya estoy harto porque siempre que me duermo sueño que un duendecillo me pregunta, ¿ya hiciste pipí? Y como no he hecho me hago pipí.
A lo que el doctor le reponde:
Mire, vamos a hacer esto, antes de dormir haga toda la pipí que pueda y después se va a dormir.
El señor se va muy contento a su casa, y cuando llega la hora de dormir hace toda la pipí que puede y luego se va a dormir, cuando está soñando se le aparece el duendecillo y le pregunta:
¿Ya hiciste pipí?
Y el hombre contesta:
Sí, ya hice.
¿Y popó?




Se encuentra el paciente tendido en la cama, en la misma pieza se encuentra su médico, abogado, esposa, y sus hijos. Todos ellos esperando el suspiro final, cuando de repente el paciente se sienta, mira a su alrededor y dice:
Asesinos, ladrones, mal agradecidos, y sinvergüenzas, y se vuelve acostar. El doctor un poco confundido dice:
Yo creo que está mejorando.
¿Por qué lo dice doctor?, pregunta la esposa.
Porque nos ha reconocido a todos.







Más chistes de Doctores Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED