HUMOR

Era una vez


Era un tipo tan largo, pero tan largo, que si se tropieza el Lunes se cae el Domingo.




Era una vez un niño tan, pero tan fanático de los video juegos, que cuando se murió le pusieron en la tumba game over.




Era una vez un niño tan, pero tan feo, que cuando picaba cebolla, la cebolla era la que lloraba.
Pero tan, pero tan feo, que cuando chupaba un limón, el limón era el que hacía la cara.











Era una vez un niño tan feo, tan feo, que cuando nació el que lloró fue el doctor, y cuando se iba a dormir la mamá le decía:
Papito si viene el cuco, cuidadito con ir a asustarlo.





Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED