HUMOR

Indios


Eran dos indiecitos que se iban a casar y le dice el juez al indio: A ver, firme aquí.
Pos no sé firmar.
Entonces el juez dice:
Bueno, la huella.
Y el indiecito le contesta:
¡No pos ella tampoco!




Un vaquero encuentra un indio acostado a la orilla del camino con la oreja pegada a tierra. Curioso por esta costumbre india le pregunta qué pasa. El indio le contesta; carreta grande, cuatro ruedas, cuatro caballos, carreta llevar hombre blanco, rifle en brazos, al lado hombre blanco, mujer bonita, pelo largo, mujer llevar niño recién nacido en brazos.
El vaquero sorprendido le comenta:
¡Caramba!, yo había escuchado de la habilidad de los indios para detectar si vienen caballos o carretas con solo pegar el oído a tierra pero usted me ha sorprendido, ¿Cómo es que puede dar tantos detalles con solo pegar su oído a tierra?
Es que, ¡Acaba de pasarme por encima!




Llega un indio con el gran jefe toro sentado y le dice:
Gran jefe, mí querer cambiar nombre.
A lo que el gran jefe toro sentado le contesta:
Muy bien, como tú llamar.
Mí llamar viento veloz.
Ah, y cómo querer llamarte.
Yo querer llamarme aire acondicionado.












Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED