HUMOR

Jaimito


Jaimito a su madre embarazada:
-A los tres meses: Oye mamá, porqué tienes la barriga hinchada ?
Su mamá: (sin saber como explicar lo del sexo) No te preocupes hijo, es sólo un aire que tengo atrevasado en el estómago.
Jaimito aún no convencido se larga de allí.
-A los seis meses: Mamá, ¿ por qué te está creciendo más la barriga ?
Su mamá: por la misma razón que te dije antes hijo, son aires estomacales.
Jaimito definitivamente no cree en ese cuento pero se va.
-A los nueve meses: ¿Y ahora que te pasó ?
Su mamá: Ya te dicho antes la razón, pero ya hoy se solucionará.
Luego del parto de la madre, Jaimito entra a la nursery a conocer a su nuevo hermanito y lo ve y dice:
-Hola, pedo!!!!!!!!!!!



Extrañada de que su hijo regresara tan temprano de la escuela, la mamá de Jaimito le interroga:
¿Por qué llegaste tan temprano de la escuela, hijo?
Es que fui el único que pude contestar una pregunta.
¡Muy bien, Jaimito! ¡Eres un niño tan estudioso! ¿Y cuál fue la pregunta? ¿Quién le tiró el borrador al Director?




Jaimito, ¿Por qué llegas tan tarde?
Por el rotulo en la calle.
¿Cuál rotulo?
El que dice: "Escuela adelante, vaya despacio".











Estaba Jaimito en la escuela, y la maestra siempre acostumbraba a preguntarles a sus alumnos en qué iban a la escuela:
Pablito, dime, ¿En qué viniste a la escuela?
Mi papá me trajo en su Ferrari, maestra.
¿Y tú, Carlitos?
Mi mamá me dejó en su Jetta, maestra.
¿Y tú, Jaimito?
En mi bicicleta, maestra.
Y todo los días era lo mismo, y cada vez que Jaimito decía que iba en su bicicleta, todos los niños se burlaban de él.
Un día llega Jaimito a la casa y le dice a su mamá:
Mamá, mamá, yo no quiero ir más a la escuela, porque cada vez que la maestra nos pregunta en qué fuimos, yo digo en mi bicicleta y todos los niños se burlan de mí.
Pero no seas tonto, Jaimito, ¿Por qué no dices que fuiste en un Mercedes? Al otro día la maestra hace las mismas preguntas, y cuando llega el turno de Jaimito,
¿En qué viniste a la escuela?
En un Mercedes, maestra.
¿Y por qué llegaste tan tarde?
Pues, porque se me salía la cadena a cada rato, maestra.




Jaimito le dice a su mamá:
¡Mamá¡, ¡mamá!, ¡dame dinero para dárselo a un pobre señor que pasó gritando por la calle!
La mama le responde:
¿Y qué gritaba ese señor?
-¡Helados! ¡Lleven sus helados!







Más chistes de Jaimito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED