"; Los mejores chistes de Jaimito

HUMOR

Jaimito


Un día le dice la mamá a Jaimito.
Jaimito por favor ve a la tienda de la esquina y cómprame una docena de huevos.
Jaimito sale de su casa a comprar una docena de huevos, cuando en ese instante hay un accidente increíble entre 5 carros, y Jaimito se queda viendo un largo rato, llega a su casa a las 2 horas y le comenta a su mamá lo del accidente.
Mamá, dice Jaimito, hubo un accidente enorme, había cabezas, piernas, manos tiradas por toda la carretera.
Y su mamá dice:
Aha, ¿y los huevos?
Ah, no sé mamá, todavía no los han conseguido.




Llega Jaimito de la escuela después de haber presentado sus exámenes finales y el papá le pregunta:
A ver Jaimito, ¿Cómo te fue en los exámenes?
Papi, los maestros que me evaluaron eran muy religiosos.
¿Por qué Jaimito? Pregunta el papá.
Porque cuando corregían el examen solamente exclamaban "Ay Dios mío", "Santísimo", "Madre de Dios".




Esta Jaimito en la escuela y le pregunta la profesora:
- A ver Jaimito, dime una palabra que tenga 5 "i".
Y Jaimito le responde:
- Pero profesora, eso es dificilísimo.
- Muy bien Jaimito, muy bien.










Jaimito estaba andando en bicicleta cuando pasa por frente de la iglesia, en eso lo alcanza a ver el cura del barrio y le dice:
Ven Jaimito, hace mucho que no vienes a la iglesia, vamos a rezar un "Padre Nuestro".
Jaimito con cara de preocupación le contesta:
No padre, no puedo, me van a robar la bicicleta.
El padre lo toma de la mano y le dice:
Pasa hijo, el Espíritu Santo te cuida la bicicleta.
Una vez terminado el "Padre Nuestro", Jaimito dice:
En el nombre del Padre, del Hijo, amén.
El cura lo mira y le dice:
No Jaimito, ¿ya te has olvidado de orar?, a ver, repítelo de nuevo. En el nombre del Padre, del Hijo, amen.
Nooooo, dice desesperado el cura al ver que Jaimito insistía con lo mismo. Dices en el nombre del padre, del Hijo, Amén, ¿y el Espiritu Santo? A lo que Jaimito lo mira intrigado y responde:
¿Ya se olvidó que me está cuidando la bicicleta?




Estaba Jaimito en la escuela, y la maestra siempre acostumbraba a preguntarles a sus alumnos en qué iban a la escuela:
Pablito, dime, ¿En qué viniste a la escuela?
Mi papá me trajo en su Ferrari, maestra.
¿Y tú, Carlitos?
Mi mamá me dejó en su Jetta, maestra.
¿Y tú, Jaimito?
En mi bicicleta, maestra.
Y todo los días era lo mismo, y cada vez que Jaimito decía que iba en su bicicleta, todos los niños se burlaban de él.
Un día llega Jaimito a la casa y le dice a su mamá:
Mamá, mamá, yo no quiero ir más a la escuela, porque cada vez que la maestra nos pregunta en qué fuimos, yo digo en mi bicicleta y todos los niños se burlan de mí.
Pero no seas tonto, Jaimito, ¿Por qué no dices que fuiste en un Mercedes? Al otro día la maestra hace las mismas preguntas, y cuando llega el turno de Jaimito,
¿En qué viniste a la escuela?
En un Mercedes, maestra.
¿Y por qué llegaste tan tarde?
Pues, porque se me salía la cadena a cada rato, maestra.






Más chistes de Jaimito Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED