"; Los mejores chistes de Locos

HUMOR

Locos


Un día en un manicomio Federico pide hablar con el director.
Señor, quisiera que me diera de alta, ya no estoy loco.
Muy bien Federico, te voy hacer un examen, ¿Quién fue el cura Hidalgo? Fue el padre de la independencia Mexicana.
¡Ah!, muy bien, dime, ¿Quién fue Pancho Villa?
Un gran revolucionario.
¡Perfecto!, y dime, ¿Quién fue Emiliano Zapata?
Pues, el caudillo del sur.
¡Excelente!, se ve que conoces muy bien la historia.
¿Cómo no lo voy a conocer? ¡Si yo fui el caballo de esos tres!




Un loco se acerca a la casa de otro loco, y llama a la puerta, desde adentro dicen:
¡No hay nadie!
y él de afuera responde:
¡Pues, menos mal que no he venido!




Durante una visita a un Instituto Psiquiátrico, una de las visitas le preguntó al Director qué criterio se usaba para definir si un paciente debería o no ser Internado.
"Bueno," dijo el Director, hacemos la prueba siguiente:
- "llenamos una bañadera, luego al paciente le ofrecemos una cucharita, una taza y un balde y le pedimos que vacíe la bañadera."
- Ah, entiendo- dijo la visita. - Una persona normal usaría el balde porque es más grande que la cucharita y la taza.
- No- dijo el Director. -Una persona normal sacaría el tapón.
- Usted que prefiere: ¿una habitación con o sin vistas?-










Esta era una vez que estaban dos loquitos, y uno le dice al otro: Oye, ¿que tal si nos escapamos de este manicomio?
Al otro día los dos se visten de dulces con papel selofan. Entonces, cuando iban caminando por el patio del manicomio el guardia los ve y les pregunta:
¿A dónde van ustedes dos?
Y uno de ellos le responde:
Solamente andamos caminando por aquí.
El guardia les vuelve a preguntar:
¿Y vestidos de dulces?
Y el otro le responde:
Sí.
El guardia les dice:
Se me hace que usted es "demente".
El loquito le responde:
Sí, yo soy demente, y él es de "chocolete".




Llega un hombre al manicomio y el loquero le advierte que hay un loco asesino que se cree general de la revolución, así que el visitante empieza a buscar al loco, y de repente de la nada sale el loco con un machetote gigantesco y empieza a correr detrás de su victima, entonces el visitante empieza a gritar:
¡Loquero! ¡Loquero!
Y el loco le grita:
¡Pos, aunque me quera lo mato!




Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED