HUMOR

Matrimonios


Había un señor que al salir de su casa para tomar el transporte público siempre le decía otro hombre:
Adiós, cornudo.
Y él no entendía nada, así pasaron 5, 6, 7 días y lo mismo.
Entonces, el señor le dice a su esposa:
Oye, sabes que todos los días un hombre me dice: "Adiós Cornudo". Y al siguiente día cuando salió de la casa el mismo hombre le dijo: ¡Encima de cornudo, chismoso!




Una mujer le está friendo unos huevos para el desayuno a su marido, cuando de pronto, este entra en la cocina y dice:
- ¡Cuidado, cuidadooo!!
¡Ponle un poco mas de aceite, por Diosss!!
¡¡¡Estás cocinando demasiados al mismo tiempo!!!
¡Demasiados!
¡Dales la vuelta!!
¡Dales la vuelta ahora!!!
¡Necesitamos más aceite, por Dios!!
¿Dónde vamos a conseguir mas aceite?!
¡Se van a pegaarr!!!!!
¡Cuidadooo, cuidadooo, dije cuidadoooooo!!!!
¡Nunca me haces caso cuando cocinas, nunca!!!
¡Cuidado, dales la vuelta!!!
¡Rápido!!!
¡Estás loca!!! ¿Perdiste la cabeza?
¡No te olvides de echarles saaalll!!!!
¡Sabes que siempre te olvidas de la sal, usa la sal, usa la maldita saalll!
La mujer lo mira con asombro:
- ¿Qué te pasa? ¿Crees que no puedo freír un par de huevos?
El marido sonríe y contesta calmadamente:
- Solo quería mostrarte lo que se siente cuando voy conduciendo contigo en el auto.




Mientras desayunan, le dice la mujer al marido en tono de reclamo: ¿Sabes?, anoche, cuando dormías, me estabas insultando.
¿Y quién te ha dicho que dormía?











Este es un matrimonio que va en un Renault 9 y la mujer le dice:
Cariño, tomando las curvas tan rápido me da miedo.
El marido responde:
Haz como yo, cierra los ojos.




Después del desayuno el esposo dudoso le pregunta a su esposa.
Mi amor, si yo me muero, ¿tú llorarías por mí?
Y ella le responde:
Claro mi amor, si tú sabes que yo lloro por cualquier cosa.







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED