HUMOR

Matrimonios


De una fiesta, llega una pareja de casados muy en la noche a su
departamento, al entrar la señora ve que su esposo había comprado uno de esos gong chinos, por lo que le pregunta:
Oye viejo, ¿Para qué compraste esta cosa?
A lo que el señor le responde:
Ah, eso es un reloj parlante que solo funciona de noche.
¿Por qué sólo de noche?
Sólo observa.
En eso, el señor agarra una enorme baqueta (es el palo con el que se le pega a un tambor) y le da un golpe al gong muy fuerte, de repente se oye una voz del otro departamento diciendo:
¡Son la dos cuarenta de la madrugada imbecil!




Frases sobre el Matrimonio:
Casarse es como ir a un restaurante con amigos, haces el pedido y cuando ves lo que pidió el otro quieres lo que él tiene.
El hombre no está completo hasta que se casa. Después está terminado.
Un hombre dijo: Yo no conocía la verdadera felicidad hasta que me casé, y después ya era demasiado tarde.
Cuando un hombre te roba a tu mujer, no hay mejor venganza que dejar que se quede con ella.
No es verdad que los hombres casados viven más que los hombres solteros, sólo parece más largo el tiempo.
Perder a una esposa puede ser difícil, en mi caso fue casi imposible.
Si no fuera por el matrimonio, el hombre pasaría su vida pensando que no tiene defectos.
Un hombre exitoso es aquel que hace más dinero que el que su esposa pueda gastar. Una mujer exitosa es aquella que pueda encontrar un hombre así.
Los hombres que tienen aritos en las orejas están mejor preparados para el matrimonio, ya experimentaron con el dolor y compraron joyas.
Un hombre le dice a otro, muy orgulloso: Mi mujer es un ángel. Y el otro le dice: Qué suerte que tienes, la mía sigue viva.




Había un señor que al salir de su casa para tomar el transporte público siempre le decía otro hombre:
Adiós, cornudo.
Y él no entendía nada, así pasaron 5, 6, 7 días y lo mismo.
Entonces, el señor le dice a su esposa:
Oye, sabes que todos los días un hombre me dice: "Adiós Cornudo". Y al siguiente día cuando salió de la casa el mismo hombre le dijo: ¡Encima de cornudo, chismoso!











Una señora le dice al esposo:
Los nuevos vecinos son tan amorosos, él la besa, la acaricia, le hace arrumacos, ¿Por qué tú no haces lo mismo?
Le responde el esposo:
¡Pues, porque yo casi no conozco a esa señora!




En el paraíso se encontraban Adán y Eva. Adán siempre salía a trabajar y llegaba tarde, todos los días era la misma historia.
Como estoy solo, debo hacer todos los trabajos y me toma mucho tiempo, decía Adán.
Eva comenzó a sospechar que andaba merodeando a otra mujer y le dijo: Estás con otra y lo sé todo.
Adán riéndose a carcajadas le dijo:
Estas loca, tú eres la única mujer en toda la creación, y se fueron a dormir.
A media noche Adán se despierta abruptamente al sentir que algo punzante le pinchaba el pecho en varios lugares y ve a Eva sobre él y le pregunta: ¿Qué haces?
Y ella le contesta:
¡Contándote las costillas!







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED