HUMOR

Matrimonios


Dígame. ¿Cuál es el motivo por el quiere divorciarse de su
esposo?
-Mi marido me trata como si fuera un perro.
-¿La maltrata, le pega?
-No Quiere que le sea fiel...




Se encontraban dos hombres jugando al golf, en uno de los campos más bonitos de la ciudad. En eso, ven pasar a un funeral al camposanto del lado. Uno de los hombres se detiene, se hinca, se persigna y reza mientras pasa el funeral. El otro hombre, asombrado dice:
Hombre, te felicito, eso muestra tu gran sensibilidad y creencia. Me complace jugar golf con alguien así.
A lo que el primero responde:
Gracias viejo, pero la verdad, era lo menos que puedo hacer, estuvimos casados 35 años.




Un tipo fue detenido por un oficial de caminos cuando conducía hacia su casa en compañía de su esposa.
¿Cuál es el problema oficial?
¡Manejaba a 120 en una zona de 80!
¡No señor! ¡Yo iba a 85!
¡No es cierto Luis, ibas a 110!
El tipo le echa una mirada de advertencia a su mujer.
¡También lo voy a multar por traer una de las luces descompuesta! ¿Luz? ¿Cuál? ¡No sabía de ella!
¡No te hagas Luis, esa luz está descompuesta desde hace semanas!
Esta vez le echa una mirada equivalente a 17 cachetadas.
¡También lo multaré por no usar el cinturón de seguridad!
¡Pero si me lo quité en el momento que me detuvo!
¡Pero si tú nunca lo utilizas!, le dice la esposa.
Esta vez Luis no soporta y le da un buen grito a su mujer.
¿Señora, su esposo le habla así normalmente?
¡No!, solamente cuando ha tomado.











Una esposa se levantó en medio de la noche y no vio a su esposo en la cama. Ella se levantó y fue a buscarlo alrededor de la casa. De repente lo escuchó en el sótano llorando. Cuando ella bajó al sótano le preguntó: ¿Mi amor, por qué estas llorando?
Y él le dice:
Te acuerdas 20 años atrás, cuando tu padre me amenazó que si no me casaba contigo yo iría a prisión.
Ella le dice:
Sí, ¿Por qué?
Luego él le contesta:
Porque, ésta noche ya yo hubiera salido de la cárcel.




Un señor entra a su casa, encuentra unos pantalones de hombre tirados en el suelo, y dice:
Mi esposa me debe estar engañando con otro hombre.
Seguidamente en su camino hacia el cuarto se encuentra con una blusa de mujer y dice:
Ya estoy seguro que me debe estar engañando con otro hombre.
Al entrar al cuarto observa las sábanas moverse y agarra un arma y bruscamente mata a los cuerpos debajo de la sábana. Cuando va hacia la cocina se encuentra a su esposa y sorprendido le pregunta:
¿Qué haces aquí?
Sólo vine a tomarme un vaso de agua, por cierto tus padres llegaron hoy.






Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED