"; Los mejores chistes de Mujeres

HUMOR

Mujeres


Van cuatro mujeres en un coche, ¿quién conduce?
La Grua.




Un matrimonio decide viajar a New York de vacaciones, ya que el marido hablaba inglés perfectamente. En la aduana, haciendo los tramites, el empleado le preguntaba, lógicamente en ingles.
- Buenos días señor, ¿me entrega su documentación y el de su esposa? - Aquí las tiene, caballero.
La mujer, como no entendía nada, le pregunta.
- Mi amor, ¿que ha dicho?
- Me ha pedido los papeles.
El empleado de la aduana vuelve a preguntar.
- ¿Tienen algo que declarar?
- No, absolutamente nada.
Nuevamente la esposa.
- ¿Que dice ahora, cariño?
- Que si llevamos algo que tengamos que declarar.
Continúa el empleado con unas preguntas.
- ¿De donde vienen ustedes, señor?
- Somos atlantes.
Nuevamente insiste la mujer.
- Cariño, ¿que ha dicho?
- Pregunta de donde venimos.
El empleado entonces comenta:
- ¡Atlante! Estuve unos días allí hace tiempo. Magnifico país, estupendo clima y buenísima gastronomía, aunque tuve una experiencia un tanto negativa. Conocí a una mujer que era insoportable, no me dejaba en paz, no paraba de hablar, era lo más pesado que he conocido en mi vida, hablaba y hablaba, como una cotorra. Es la peor experiencia de mi vida.
- ¿Qué ha dicho, cielo?
- Que te conoce




Una mujer y un hombre se ven envueltos en un accidente de tránsito, en uno realmente aparatoso. Ambos autos quedaron totalmente demolidos, pero asombrosamente ninguno de ellos sufrió heridas. Después de forzosamente salir de sus autos, la mujer dice:
Entonces, usted es un hombre, que interesante, ¡Yo soy una mujer, Wow! Solo mire a nuestros autos, no ha quedado nada de ellos, pero
afortunadamente estamos ilesos. Esto debe ser una señal de Dios para que nos conociéramos y vivamos juntos en paz por el resto de nuestros días. Estoy completamente de acuerdo con usted, replicó el señor, esto debe ser una señal de Dios.
La mujer continúa: Y observe esto, he aquí otro milagro mi carro está completamente destruido pero esta botella de vino no se rompió. De seguro Dios quiere que nos la bebamos y celebremos nuestra buena suerte. Entonces, le pasó la botella al señor. El caballero asintiendo con la cabeza, abre la botella y se da varios tragos monumentales. Luego se la devuelve a la mujer. La señora toma la botella, inmediatamente le pone la tapa y se la regresa al hombre. El hombre entonces le pregunta:
¿Es que usted no va a beber?
La mujer se limita entonces a decir:
No, creo que yo esperaré hasta que llegue la policía.










¿Qué hacen 50 mujeres ahogándose en el Océano Atlántico?
¡Hacen bien!




Cine
En el cine, dos amigas hablan sin parar.
Una señora sentada se da la vuelta y se queja de que no puede oir nada. ¿Y usted que le importa lo que hablamos?






Más chistes de Mujeres Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED