HUMOR

Mujeres


Había una vez una morena, pero tan morena que decidió teñirse el cabello de rubio, y era muy obvio que se le iba a notar. Pero ella sin ningún problema salió a la calle y en eso pasó un chavo y le dice:
Adiós, huerita artificial.
Y ella le responde:
Adiós, tarado natural.




Una mujer lleva a su bebé recién nacido al doctor
La enfermera los hace pasar al consultorio
Cuando el médico se presenta, examina al niño, lo mide , lo pesa y descubre que está debajo del peso normal
Pregunta si lo alimenta con biberón o con seno materno
Seno materno responde la señora
Por favor señora dice el doctor : descúbrase los pechos
La mujer obedece y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos, en un examen detallado.
Luego le indica a la señora de se cubra y le dice: con razón el niño pesa poco señora, usted no tiene leche.
Ya lo sé, soy su abuela, pero estoy tan contenta de haber venido.



Diario de una mujer haciendo dieta
Querido Diario:
Hoy comencé a hacer dieta.
Preciso perder 8 kg.
El médico me aconsejó escribir un diario donde debo colocar mi
alimentación y hablar de mi estado de ánimo.
Me siento de vuelta en la adolescencia pero estoy muy entusiasmada con todo.
Por más que la dieta sea dolorosa, cuando consiga entrar en ese vestidito negro maravilloso, va a estar todo perfecto.
-Primer día de dieta._
Un pedazo de queso blanco.
Un tazón de cereales diet.
Mi humor está maravilloso.
Me siento más liviana.
Un leve dolor de cabeza tal vez...
-Segundo día de dieta.
Una ensaladita rápida.
Algunas tostadas y un vaso de yoghurt.
Aún me siento maravillosa.
La cabeza me duele un poquito más fuerte pero no es nada, que una aspirina no pueda solucionar.
_Tercer día de dieta.
Me desperté en el medio de la madrugada con un ruido extraño...
Creí que era un ladrón, pero después de un tiempo me di cuenta que era mi estómago...
Tomé un litro de té...
Estuve meando el resto de la noche.
Anotación: SUPRIMIR té de manzanilla.
_Cuarto día de dieta.
Estoy comenzando a odiar la ensalada.
Me siento una vaca mascando pasto.
Estoy un poco irritada, pero creo que es el tiempo...
Mi cabeza parece un tambor...
Mi compañera de trabajo comió una torta alemana hoy en el almuerzo. Pero yo, resistí.
Anotación:...Odio a mi compañera de trabajo.
_Quinto día de dieta
Juro por Dios!!! que si yo veo un pedazo más de queso blanco en mi frente, vomito!
Mi almuerzo: una ensalada, parecía reírse en mi cara...
Preciso calmarme y volverme a concentrar.
Compré una revista con una modelo en la tapa. Mi meta. No puedo perder el foco.
_Sexto día de dieta.
Estoy muerta. No dormí nada y, lo poco que conseguí, soñé con un flan de vainilla.
Mato por un pedazo de alfajor...
_Séptimo día de dieta._
Fui al médico...
Adelgacé 250 gramos.
Es una idiotez !!!!!
Toda la semana comiendo pasto.
¡ Solo me faltó mugir y perdí 250 gramos!
Él explicó que es normal. La mujer demora más en adelgazar, más a mi edad...
¡¡¡el maldito me llamó gorda y vieja!!!!
Anotación:_Buscar otro médico.
_Octavo día de dieta.
Fui despertada hoy por un pollo asado.
¡Lo juro!
Él estaba en la punta de la cama, bailando can-can.
Aclaración: Mis compañeros de trabajo me empezaron a mirar raro...
_Noveno día de dieta
Hoy no fui a trabajar.
El pollo me volvió a despertar, esta vez con la danza del vientre. Pasé el día viendo tele.
Existe un complot.
Todos los canales son de cocina. Enseñaban a hacer tarta de frutillas, lasaña y selva negra...
Anotación: Comprar un nuevo control remoto, el otro lo tiré por la ventana.
_Décimo día de dieta.
! Las flacas son unas huecas ¡
_Décimo tercero día de dieta._
La balanza no se mueve.¡Ella no se mueve!
¡No perdí un mísero gramo!
Comencé a reírme a carcajadas. Asustado, el médico, sugirió un psicólogo. Creo que llegó a decir psiquiatra.
¿Será porque yo lo amenacé con un bisturí?
Anotación:
No vuelvo más al médico, el pollo me dijo que cree que es un chanta, farsante.
_Décimo sexto dia._
No estoy más a dieta.
Enojadísima con el pollo, me lo almorcé. !!!!!!!!!!!!!











A una mujer le diagnostican un cáncer terminal: 2 meses de vida. Decide ir a un pintor para que le haga un retrato y así dejar un bello
recuerdo a su familia.
El día que llega al taller del pintor, se sienta para posar y el pintor la empieza a retratar.
Al cabo de un rato ella le dice:
- Perdón, ¿podría pintarme una diadema de diamantes en la cabeza? - Sí, señora, por supuesto.
Al cabo de unos minutos:
- Y un collar de perlas en el cuello?
- Por supuesto señora.
Y le va pidiendo que le pinte también una sortija con un rubí, una pulsera de oro macizo, etc.
Al cabo de unas horas el retrato queda acabado. La señora parecía una reina toda llena de joyas.
El pintor le dice:
- Perdone señora, ¿para qué ha querido que le pinte tantas joyas? - ¡ Para que la que se case mi marido se vuelva loca buscándolas !



¿Cómo se llama la mujer que siempre sabe dónde está su marido?
Viuda.







Más chistes de Mujeres Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED