HUMOR

Niños


- ¡Mama!,¡Mamá! ya no vuelvo a jugar rompecabezas con Juan.
- ¿Por qué? -dice la mamá-.
- Porque siempre que le pego con el martillo sale llorando.




Erase una vez 2 niños, uno rico y el otro pobre; el rico le dice al pobre: En mi casa se come a la carta, pides lo que quieras comer.
Y el pobre dijo:
En mi casa también comemos a la carta, el que saca la mayor es el que come.




Un joven a quien no le gustaba que le dijeran limonada se compró un rifle para dispararle al primero del barrio que lo llamara con ese sobrenombre. Sus compañeros del vecindario lo sabían y cuando lo vieron pasar se pusieron de acuerdo:
Uno empezó y dijo hielo, el otro gritó agua, y ya en ese momento el joven limonada levantó su rifle en señal de cólera, el otro gritó limón y enseguida el joven limonada apuntó su rifle a los cuatro y el último dijo azúcar, en ese instante, el joven a quien le decían limonada dijo enojado: Si lo revuelven los mató a todos.











Cierta noche estaban la mamá y su hijo en casa. El niño derramó la leche, y su mamá le ordenó que limpiara con el trapeador, el cual estaba en el patio.
El niño abrió la puerta, y la mamá se percató de que él tenía miedo, y ella le dijo cariñosamente:
- No temas, hijo. Dios está en todas partes, inclusive en la oscuridad de la noche. Entonces el niño gritó hacia el patio:
- ¡Dios! ¡Me pasas el trapeador por favor!




Era un niño tan feo, tan feo, tan feo, que cuando mandó su foto por e-mail le detectaron los antivirus.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED