HUMOR

Niños


Va un niño pequeño por la calle, perdido, y se dirige a un guardia para pedirle información sobre sus padres:
Oiga señor, ¿No habrá visto usted a una señora sin un niño como yo?



Un joven a quien no le gustaba que le dijeran limonada se compró un rifle para dispararle al primero del barrio que lo llamara con ese sobrenombre. Sus compañeros del vecindario lo sabían y cuando lo vieron pasar se pusieron de acuerdo:
Uno empezó y dijo hielo, el otro gritó agua, y ya en ese momento el joven limonada levantó su rifle en señal de cólera, el otro gritó limón y enseguida el joven limonada apuntó su rifle a los cuatro y el último dijo azúcar, en ese instante, el joven a quien le decían limonada dijo enojado: Si lo revuelven los mató a todos.




Juanito era un niño terrible, malo, malo, malo. Su mamá le dice:
O te portas bien o te encierro en el cuarto de San Alejo que ahí vive el diablo.
Juanito no se portó bien, y su mamá lo encerró en el cuarto de San Alejo, al cabo de un tiempo la mamá oye tremendo ruido en el cuarto de San Alejo, golpes, vidrios rotos...
Abre la puerta del cuarto de San Alejo y sale el diablo llorando y le dice:
Señora, dígale a Juanito que me devuelva mi tenedor.











Un niño va con su mamá y le pregunta:
Mamá, mamá, en la escuela me dicen fin de semana.
¿Por qué Domingo?




Este era una cobrador que toca a la puerta de una casa y sale un niño y dice:
¿Si?
El hombre le pregunta:
¿Estará tu tío?
El niño responde:
¡No!
¿Volverá pronto?, pregunta el hombre.
¡No sé!, dice el niño.
¿En qué momento lo puedo encontrar?, pregunta el cobrador.
Eso será muy difícil, dice el niño.
¿Por qué?, pregunta el cobrador.
Porque solo se encuentra cuando usted no viene.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED