HUMOR

Niños


Eran dos niños muy pobres, que de repente, ven pasar a Santa Claus y uno le dice al otro:
Papá Noe.
El otro le responde:
Mamá tampoco.




Entramos con mis hijos a un restaurante. Al traernos la cuenta, el mesero le arma tremendo escándalo a mi esposa:
*Señora, por favor, ¡devuelva el tenedor que se guardó en el bolso! Mi señora *indignadísima* vocifera:
*¡Atrevido! ¡Respete! Yo soy una distinguida mujer. Además, no tengo necesidad de una cosa de ésas. ¡Esto es una infamia! en nuestra casa tenemos cubiertos finísimos y muy elegantes.
*¿Cierto, mijo? *se dirigió a mi hijo menor.
Y éste respondió:
*¡Sí, maaaami! Y... ¡de meeejoles leeestaulantes!




¡No juegues con Fuego!
Y Fuego se quedó sin amigos.











Un día Juanito le dice a su tía:
¡Fea!
Entonces, el papá le dice a Juanito que él no le debe decir así a los mayores y mucho menos a su tía, anda hijo y dile a tu tía que lo sientes, y Juanito muy obediente fue donde su tía y le dijo:
Tía lamento que seas fea.




Había una familia muy numerosa de 10 hijos y uno de ellos se llamaba Agustín entonces, un día iba Agustín con su amigo Saúl y le decía todo aburrido:
Qué te parece Saúl que tengo 9 hermanos, y al único que mi papá molesta es a mí, todo lo que él quiere que le hagan todo tengo que ser yo y solamente yo.
Entonces Saúl le dice:
Vea hermano, cuando su papá lo llame usted le dice que Agustín no está y ya verá usted que va a mandar a otro de sus hermanos.
Más tarde se va Agustín para la casa y su papá empieza a llamarlo entonces le contesta Agustín que Agustín no está y el papá le contesta:
Entonces, venga usted.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED