"; Los mejores chistes de Niños

HUMOR

Niños


Pablito asistía a clases a una escuela en un pueblito de campo. Todas las mañanas la profesora le preguntaba a sus alumnos:
¿A ver Pepito, en qué te viniste tú, hoy?
Mi papá me vino a dejar en su tractor, señorita.
¿Y tú Juanito?
Mi papi me vino a dejar en su camioneta.
Y así le pregunta a varios estudiantes, hasta que le pregunta a Pablito, el que con voz tímida responde:
Me vine en mi mulita.
Entonces, el curso se lanza a reír a carcajadas.
Al siguiente día pasa lo mismo, y Pablito se siente muy avergonzado. Entonces, ese día cuando llega a su casa le pregunta a su mamá qué debía hacer, y la mamá lo aconseja.
Llega Pablito al otro día a la escuela y cuando le preguntan a él, responde con su inocente voz:
En helicóptero.
Y la profesora le pregunta, ¿y dónde lo dejaste?
A lo que responde:
Está allá atrás comiendo pastito.




- ¡Mama!,¡Mamá! ya no vuelvo a jugar rompecabezas con Juan.
- ¿Por qué? -dice la mamá-.
- Porque siempre que le pego con el martillo sale llorando.




Estaba una maestra jugando con sus pequeños alumnos en una guardería, cuando les interroga:
A ver niños, ¿quién es más inteligente, los animales o los seres humanos? Al fondo del salón, una pequeñita levanta la mano emocionadisíma porque conocía la respuesta.
Dime Lupita, ¿quién es más inteligente?
Lupita contesta con toda certeza:
¡Los animales maestra!
La maestra, desconcertada por esa respuesta le cuestiona enfadada: ¿Por qué dices que los animales son más inteligentes que los seres humanos?
La pequeña le explica:
Porque cuando le hablo a mi perrito, sí me entiende, pero cuando él me habla a mí, yo no puedo entenderle.










El niño le dice a su tío al regresar de la escuela:
Tío, tío, hoy estudiamos la geometría.
Su tío le dice:
A ver, dime, ¿Qué son los ángulos?
Le contesta el niño:
Sonangulos son las personas que caminan dormidas.




Una vez un chico que fue a comprar cigarillos y le dice al quiosquero: Señor, ¿Tiene cigarrillos de colores?
No nene, no tengo.
Al día siguiente vuelve el chico y le pregunta al quiosquero:
Señor, ¿Tiene cigarrillos de colores?
No nene, ya te dije que no tengo, dijo el quiosquero con nerviosismo. Esa misma noche el quiosquero agarró un paquete de cigarrillos de cada marca, y los pintó a todos de diferentes colores.
Al otro día el chico vuelve al quiosco y le pregunta al quiosquero: Señor, señor, ¿Tiene cigarrillos de colores?
Y el quiosquero contesta orgulloso:
Sí, ¿Qué color queres?
¡Blanco!






Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED