HUMOR

Otros...


Un ciego está sentado en una esquina pidiendo limosnas. Lo hace con una lata donde hay una moneda la cual tira con precisión al aire recogiéndola con la misma lata. De forma que hace un sonido característico cuando vuelve a caer dentro de la lata.
La limosna al ciego, clank, la limosna al ciego, clank, la limosna al ciego, clank...
Un tipo va pasando frente al ciego y observa como el ciego lanza la moneda y cae a la lata y procede a agarrar la moneda en el aire.
El ciego no se da cuenta y sigue con su procedimiento, pero ahora no hay sonido.
La limosna al ciego, la limosna al ciego, la limosna al ciego...
El ciego asustado exclama:
¡Ya me fregué, ahora ciego y sordo!




Este era un violinista que se perdió en la jungla, cuando a lo lejos vio un león, en su desesperación se puso a tocar el violín como un loco, el león se acerco y se sentó enfrente como escuchándolo.
De pronto apareció otro león e hizo lo mismo.
El violinista pensó: "Ya sabia que esta carrera me salvaría algún día", cerró los ojos un segundo y al abrirlos había mil leones a su alrededor.
Ya sudando frío, vio a lo lejos otro león, y se levantó para hacerlo detener mientras iba a su encuentro, siempre tocando el violín, pero el león no se detenía y en un segundo se lo comió.
Viendo esto, se levanta otro león y dice:
"Ya sabía que este sordo nos iba a malograr el concierto."




Cuando piensas acerca de las diferencias entre el trabajo y la prisión, quizás la prisión no es tan mala.
EN PRISION: Tu pasas la mayor parte del tiempo en una celda de 8x10. EN EL TRABAJO: Tu pasas la mayoría de tu tiempo en un cubículo de 6x8.
EN PRISION: Tu tienes tres comidas al día.
EN EL TRABAJO: Tu tienes un descanso para 1 comida y tienes que pagar por ella.
EN PRISION: Tu obtienes menos días por buen comportamiento.
EN EL TRABAJO: Tu eres recompensado por buen comportamiento con mas trabajo.
EN PRISION: Un guardia cierra y abre las puertas por ti.
EN EL TRABAJO: Tu debes llevar alrededor una tarjeta de seguridad y cierras y abres todas las puertas tu mismo.
EN PRISION: Tu puedes mirar la TV y jugar juegos.
EN EL TRABAJO: Tu eres despedido por mirar TV y jugar juegos.
EN PRISION: Tu tienes tu propio baño.
EN EL TRABAJO: Tu tienes que compartir.
EN PRISION: Ellos permiten que tu familia y amigos te visiten.
EN EL TRABAJO: Tu no puedes incluso hablarle a tu familia y amigos.
EN PRISION: Todos los gastos son pagados por los que pagan impuestos sin que se requiera trabajar.
EN EL TRABAJO: Tu pagas todos los gastos para ir a trabajar y entonces ellos restan impuestos de tu salario para pagar por carceles para prisioneros.
EN PRISION: Hay guardias que son a menudo sádicos.
EN EL TRABAJO: Ellos son llamados supervisores.
EN PRISION: Tu tienes tiempo ilimitado para leer los chistes por e-mail EN EL TRABAJO: Tú eres despedido si te atrapan mirando chistes.











Va un piel roja al registro civil y dice:
Jefe piel roja querer cambiarse nombre.
Entonces, la recepcionista dice:
Por qué señor, ¿Cuál es su nombre?
Yo ser Jefe Piel Roja.
¿Por qué quiere cambiarse el nombre?
Porque mi nombre ser muy largo.
¿Cuál es su nombre?
Nube negra que lleva mensajes por todo el mundo.
¿Y cómo se quiere llamar?
Simplemente E-MAIL.




Estaba una vez un hombre en la fila para entrar a la plaza de toros en la cual habían como 200 personas en la fila, y a él solamente le faltaban como tres personas para entrar, cuando en eso escucha un grito desde atrás que dice:
¡Manolo!
Y el hombre se sale de la fila para ver quién era, y no ve a nadie, pero ya le ganaron el lugar, y se vuelve a poner atrás y otra vez ya solamente le faltaban dos persona para entrar cuando escucha:
¡Manolo!
Y vuelve a salir y no ve nada y le ganan el lugar. Se pone atrás y otra vez ya solamente le falta una persona y vuelve a escuchar:
¡Manolo!
Y el hombre sale molesto y grita:
¡Hombre, que yo no soy Manolo!







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED