HUMOR

Otros...


Dos amigos estaban escalando una montaña cuando de repente uno de ellos dio un paso en falso y cayó de la cima, desapareciendo de la vista del otro.
Como venían equipados con equipos de radio, el otro trató de contactarlo de inmediato con el suyo:
"¡Bueno, bueno...! ¿estás bien?"
"¡Sí, estoy bien!"
El amigo suspiró aliviado, y siguió preguntando:
"¿Tienes alguna fractura?"
"No, ninguna."
"Entonces vuelve a subir y aquí te espero."
"¡No puedo, todavía estoy cayendoooooooo!"




Esta era una niña a la que su padre le ordena que vaya por el pan, cuando la niña compra el pan sale un vago y le dice:
¿Conoces a Juan?
Y la niña responde:
¿Cuál Juan?
Y el vago dice:
El que te robó el pan y se lo quita.
Al otro día sucede lo mismo, así toda una semana hasta que el papá de la niña le dice: Cuando veas al vago otra vez y te pregunte que si conoces a Juan tu le vas a decir que sí conoces a Martín y cuando te pregunte que cuál Martín le dices el que te metió el patín y lo pateas. Y así fue, la niña fue compró el pan y cuando salió el vago le dijo:
Oye, ¿Conoces a Martín?
Y el vago se queda diciendo: Martín, Martín, Martín, el amigo de Juan. Y la niña responde:
¿Cuál Juan?
¡Pues el que te robó el pan!




Dicen que una vez un limosnero estaba pidiendo limosna en la calle y de repente aparece un hombre que le dice:
¡No, no le doy limosna a los que piden en la calle!
Entonces, el limosnero le dice:
Entonces, aquí tiene mi dirección para que me la lleve a mi casa.










Este era un narcotraficante que lo envían a Sudamérica a traer coca, y el muy tarado trae pepsi.




Andaba un hombre en la mañana en el parque haciendo ejercicios y llega un chico y le dice:
Oiga señor, disculpe, ¿de casualidad ha visto a un par de policías por aquí?
Y el señor le contesta:
No, ¿por qué?
Ah, entonces, arriba las manos que esto es un asalto.







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED