"; Los mejores chistes de Otros...

HUMOR

Otros...


Una monja que sube a un taxi y le dice:
Lléveme al monasterio.
El taxista la lleva y cuando están en el monasterio le dice:
Son 50 euros.
Y le dice la monja:
Gracias, que Dios se lo pague.




Un hombre prende fuego a su chaqueta al encender un cigarrillo,
inmediatamente el mecánico de un taller de coches se quita el pantalón y empieza a dar con él sobre las llamas del pobre desgraciado.
Por favor, déjeme quemar.
Ni lo piense hombre, yo le ayudo.
¡No! ¡No! ¡Déjeme quemar por favor!
Que no hombre, que yo le salvo.
Pues por lo menos, saque la llave inglesa del bolsillo del pantalón.



En cierta ocasión, en un zoológico un hombre le pregunta a un guía de turistas:
Perdón joven, ¿Me podría decir dónde queda la jaula de los changos? Y el guía le contesta:
Sino se sabe regresar, ¿Para qué se sale?










Estaba una vez un hombre en la fila para entrar a la plaza de toros en la cual habían como 200 personas en la fila, y a él solamente le faltaban como tres personas para entrar, cuando en eso escucha un grito desde atrás que dice:
¡Manolo!
Y el hombre se sale de la fila para ver quién era, y no ve a nadie, pero ya le ganaron el lugar, y se vuelve a poner atrás y otra vez ya solamente le faltaban dos persona para entrar cuando escucha:
¡Manolo!
Y vuelve a salir y no ve nada y le ganan el lugar. Se pone atrás y otra vez ya solamente le falta una persona y vuelve a escuchar:
¡Manolo!
Y el hombre sale molesto y grita:
¡Hombre, que yo no soy Manolo!




Un solterón que vivía solo decide viajar a Europa. Su única mascota era un canario, el cual amaba ciegamente y era su única compañía. De manera que lo deja con su amigo, no sin antes advertirle que le avise si algo sucede con el canario. Después de 2 semanas de viaje, el solterón recibe un telegrama donde su amigo le informa que el canario murió. Consternado, regresa muy triste y va donde su amigo y le dice:
Mira, casi me matas con esa noticia, no estaba preparado. La próxima vez me tienes que avisar diferente, por ejemplo, me dices que el canario se estaba meciendo, luego, en otro telegrama me puedes decir que el canario se cayó y luego en otro, que el canario falleció de la caída. Así, yo ya estoy preparado.
El asunto es que nuevamente se va de viaje el tipo, para tratar de olvidar al canario. Al cabo una semana, recibe un telegrama que dice:
Tu mamá se está meciendo.




Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED