HUMOR

Otros...


Esta era una gorda que estaba esperando guagua pública (autobús) y la guagua pública que estaba pasando estaba llena, y el chofer manda a una persona:
Grítale que la guagua está llena.
Y el tipo gritó:
¡Va llena, va llena, va llena!
Y la gorda le grita:
¡Tu madre, tu madre, tu madre!




Cuando Dios creó a Adán y Eva, les dijo: Solo me quedan dos regalos:
*Uno es el arte de hacer pipi de pie y..." Entonces Adán se adelantó y gritó: "¡Yo!, ¡Yo!, ¡Yo!,¡Yo lo quiero!, ¡Por favor... Señor por fa porfaaa!, ¡Mire que me facilitaría la vida substancialmente!
Eva asintió y dijo que esas cosas no tenían tanta importancia para ella. Entonces Dios le dio a Adán el regalo y este empezó a gritar de la alegría. Corría por el jardín del edén y hacía pipi por todos lados, en los árboles, en los arbustos, corría por la playa haciendo dibujos con su pipi en la arena....En fin, no paró de lucirse.
Dios y Eva contemplaban al hombre loco de felicidad y Eva preguntó a Dios: "¿Cuál es el otro regalo?" Dios contestó: "Cerebro Eva, cerebro... y ese es para ti"...




Este era un violinista que se perdió en la jungla, cuando a lo lejos vio un león, en su desesperación se puso a tocar el violín como un loco, el león se acerco y se sentó enfrente como escuchándolo.
De pronto apareció otro león e hizo lo mismo.
El violinista pensó: "Ya sabia que esta carrera me salvaría algún día", cerró los ojos un segundo y al abrirlos había mil leones a su alrededor.
Ya sudando frío, vio a lo lejos otro león, y se levantó para hacerlo detener mientras iba a su encuentro, siempre tocando el violín, pero el león no se detenía y en un segundo se lo comió.
Viendo esto, se levanta otro león y dice:
"Ya sabía que este sordo nos iba a malograr el concierto."











Había una vez un alemán, un francés y un pastuso que estaban en un desierto y tenían todos ganas de evacuar. Encuentran una persona y les dice que a 2 kilómetros hay un baño que cuesta 2 dólares y ponen musica excelente. Cuando llegan, entran, y sale el alemán y dice:
A mí me pusieron una salsa buenisima.
Sale el francés y dice:
A mí me pusieron un rock excelente.
Y sale el pastusito y dice:
A mí me pusieron el himno nacional, y tuve que evacuar parado.




Un hombre toma un taxi y le dice al taxista:
Calle Castalla número 5, por favor.
El hombre durante el trayecto iba muy atareado consultando una guía turística y para hacerle una pregunta al taxista llama su atención con una palmada en el hombro:
Por favor...
El taxista sobresaltado empieza a dar volantazos para uno y otro lado de la calzada, está a punto de colisionar con un coche que venía en sentido contrario, del volantazo casi embiste a un camión por detrás, se sube a la acera y casi atropella a una mamá que iba con su niño en un carrito, y finalmente se queda empotrado contra el escaparate de un supermercado. Pasado un rato, los dos se reponen del accidente y le dice el taxista al cliente:
No me dé estos sustos, por favor, que casi se me para el corazón. El cliente le contesta:
Perdone, si llego a saber que se iba a asustar tanto no le hubiera tocado el hombro
Y responde el taxista:
Es que es mi primer día, ¿sabe?, y no estoy acostumbrado.
El cliente para quitarle hierro al asunto le pregunta:
¿A qué se dedicaba antes?
Y le contesta el taxista:
Era chofer de una funeraria.







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED