"; Los mejores chistes de Otros...

HUMOR

Otros...


Una vez Juanito le dice a un amigo:
Pregúntame si soy una jirafa, el amigo le pregunta:
Juanito, ¿Eres una jirafa?
Juanito responde:
Sí, sí soy.
Ahora pregúntame si soy un conejo y el amigo le pregunta:
Juanito, ¿Eres un conejo?
Juanito responde:
¡Estúpido, te acabo de decir que soy una jirafa!




Ley de la mujer de tus sueños.
Siempre llega un mes después de casarse.
Ley del holgazán.
No dejes para mañana lo que puedes hacer pasado mañana.
Ley de los polvos.
Hay 2 tipos de polvos, el polvo oscuro que mancha los muebles claros, y el polvo claro que mancha los muebles oscuros.
Ley genética.
Si tus padres no tuvieron hijos, tú tampoco.
Ley de Flugg.
Cuando se necesita tocar madera es cuando nos damos cuenta que el mundo está compuesto de aluminio y vinilo.
Ley del estacionamiento.
Cuando vayas caminando habrá montones de huecos para dejar el coche. Cuando vayas en coche, no habrá ni uno.
Ley de Inercia.
Donde hay un QUIERO siempre hay un NO PUEDO.
Fenómenos telefónicos.
Si tienes lápiz no tienes papel.
Si tienes papel no tienes lápiz.
Si tienes las dos cosas, nadie te deja un mensaje.
Ley sobre componentes sofisticados.
El componente más caro, es siempre el que se rompe primero.




Manolo consiguió un pequeño trabajo en una obra de teatro en el que tenía que decir:
"Señor conde, eso fue el disparo de una pistola", durante tres meses estuvo practicando esa frase, ya tenía muy cansada a su familia. Cuando llegó el día de la obra, en el momento más esperado sonó un disparo, y Manolo dijo:
¡Qué carajo fue eso!










Recientemente, estaba sentado en una cafetería y de repente sentí la impetuosa necesidad de pedorrearme.
La música estaba realmente muy alta por lo que, decidí programar mi pedorreada al ritmo de la música.
Luego de 2 canciones, ya me sentía mucho mejor así que, procedí a terminar mi café.
Me di cuenta que, toda la gente a mi alrededor se me quedaba viendo... fué cuando recordé que, estaba escuchando mi ipod ¡¡




Había una vez un conductor de taxi que llevaba como pasajero a un chino. El conductor le pregunta al chino que para dónde iba. El chino contestó "meolino, meolino", y el conductor entendió que el chino quería ir para el molino. Cuando llegaron al molino el chino le dice al conductor:
Ya para qué, ya me oline.






Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED