HUMOR

Pepito


Pepito le dice a su mamá a la hora de la comida:
Mamá, mamá, tírame sopa en mi plato.
No se dice tírame se dice sírveme, dice la mamá.
Mamá, mamá tírame milanesa.
A lo que la mamá contesta:
No se dice tírame, se dice sírveme.
Al poco rato dice Pepito:
Mamá, mamá, tírame arroz.
A lo que la mamá le contesta lo mismo.
En la tarde llega Pepito alarmado y le dice a su mamá:
Mamá, mamá, ¡Mi hermanito se sirvió por la ventana!




A ver Pepito, ¿Cómo te imaginas la escuela ideal?
Cerrada, maestra, cerrada.




Pepito le dice a la mamá:
Mamá, ¿es mi abuelita fosforescente?
La mamá contesta:
No, hijo.
Entonces, se está electrocutando.











Está la fiesta a su máximo, en eso llega Pepito y se acerca a una chica y le pregunta:
¿Vas a bailar?
La chica con gran entusiasmo le responde:
¡Sí!
Entonces, Pepito le dice:
¿Me prestas tu silla?




Un día la mamá de Pepito lo manda a traer huevos, iba Pepito a comprar, pero en su camino se topó con un circo y se detuvo a mirar un momento, y vio un gorila gigante. Cuando llegó a su casa le contó a sus padres que había ido al circo y que el gorila tenía, un brazotes, unas patotas, también unas manotas...
Entonces, la mamá le pregunta:
¿Y los huevos Pepito?
¡Grandototes, mami, grandotes!







Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED