"; Los mejores chistes de Pepito

HUMOR

Pepito


La maestra en el salón de clases le dice a sus alumnos:
A ver niños, díganme qué parte de mi cuerpo les gusta más, y yo les voy a adivinar qué es lo que van a ser cuando sean grandes.
A ver Juanito, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Su pelo, maestra.
La maestra le responde, entonces tú vas a ser peluquero cuando seas grande.
A ver Luisito, a ti, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Sus ojos, maestra.
¡Ahh!, entonces tú vas a ser oculista Luisito.
A ver Diego, ¿y a ti?
A mí me gustan sus dientes, maestra.
Muy bien, entonces tú serás dentista cuando seas grande Diego.
A ver Pepito, ahora dime tú lo que más te gusta de mí.
Yo para qué le digo maestra, acabo de descubrir que quiero ser lechero.



Esta era una vez que Pepito estaba en la escuela, y la maestra dice: Voy a escoger tres personas que me digan una oración que tenga que ver con estatua.
María, dígame una oración con estatua.
Bueno maestra, pues yo fui al viejo San Juan y vi la estatua de Cristóbal Colón.
La maestra dice:
Muy bien, Juanita dígame usted.
Bueno maestra, yo fui a los Estados Unidos y vi la estatua de la Libertad. Muy bien, Pepito dígame usted.
Bueno maestra, yo fui a casa de mi abuela tropezó conmigo, se cayó y estatua jodida.




Juanito entra a la cocina y empieza decir a la empleada:
¡Abuelita abuelita!
La mamá de Juanito le dice:
¿Por qué llamas a la sirvienta "abuelita".
Juanito le contesta:
¡Porque mi papá la llama, mamacita!










Está la fiesta a su máximo, en eso llega Pepito y se acerca a una chica y le pregunta:
¿Vas a bailar?
La chica con gran entusiasmo le responde:
¡Sí!
Entonces, Pepito le dice:
¿Me prestas tu silla?




Este era Pepito en la escuela, era día cuando la maestra pregunta a los estudiantes si estudiaron para el examen. La maestra le pregunta a Pepito: ¿Pepito estudiaste?
Pepito sin saber qué contestar mueve la cabeza diciendo que sí y que no, que sí y que no, la maestra enojada le pregunta:
¿Sí o no?
Pepito de nuevo le contesta con movimiento de la cabeza:
Sí y no, sí y no.
La maestra cansada le hace la pregunta del examen de matemáticas: A ver Pepito, ¿Cuánto es dos por dos?
Pepito contesta:
¡Empate!
La maestra dice:
¿Cómo que empate?
A ver, ¿Cuánto es dos por uno?
Pepito le contesta:
¡Oferta!






Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED