HUMOR

Suegras


Mi suegra es un encanto, es lo máximo; solo tiene un defecto.
¿Cuál?
Respira.




Estaba un atlante haciendo su casa, pasa un amigo y le dice:
¿Por qué construís tu casa en forma redonda?
Por si mi suegra me pide un rinconcito.




¿En qué se parecen las suegras a las semillas del tomate?
En que no sirven para nada, pero ahí están.











Iban dos tipos hablando un día y le dice uno a otro:
Vieras que ayer iba yo caminando con mi suegra por el parque. En eso, aparecieron dos tipos y se le fueron encima a ella. La golpeaban como animales.
El otro preguntó:
¿Y vos qué hiciste?
Pues me aparté, ¿Qué más iba a hacer?
¿Y por qué no te metiste?
Ah, no, ya era un abuso pegarle entre tres.




Dos agricultores están conversando:
-Vaya, ¡otra vez los cuervos se me han comido la cosecha!
-Pero hombre, haz como yo, pon un espantapájaros.
-Si siempre pongo uno, pero como si nada.
-Lo que tienes que hacer es pegarle una foto de mi suegra.
-¿Y eso es efectivo?
-Mira, a mí los cuervos no solo no me han comido la cosecha, sino que me han devuelto la del año pasado.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED