HUMOR

Suegras


Un señor llega de su trabajo y ve a su esposa muy angustiada que corre hacia él gritando:
¡Mi amor! ¡Mi amor! ¡A mi mamá la picó un alacrán!
Y el esposo le pregunta:
¿Cómo que un alacrán? ¡Si había cuatro en la cajita!




Un juez le pregunta a don Juan:
Don Juan, se le acusa de tratar matar a su suegra con un hacha.
¡No señor juez, yo sólo quería matarle la mosca que tenía en la frente!



A mí me gustaría que mi suegra sea una estrella.
¿Sí? ¿Para que te lleve a Hollywood?
No, para que esté a 3.000 años luz.











Entra un señor a un bar y encuentra a un amigo en la barra muy triste y le pregunta:
¿Qué te pasa Pedro?
¡Cómo desearía que mi suegra estuviera muerta!
El amigo le dice, piensa que si tu suegra hubiese fallecido, tú no tendrías esposa.
A lo que Pedro responde:
¿Y por qué crees que deseo que hubiera muerto?




Mi suegra es muy encantadora, muy buena onda, es una maravilla, pero tiene un pequeño defecto, está viva.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED