HUMOR

Suegras


Tiernamente la mujer le dice a su esposo:
Oye mi amor, ¿Cuándo me llevas a ver a las Momias de Guanajuato?
El día que quieras, pero avísales a tu mamá y a tus tías que vamos, ¡No les vayamos a caer de sorpresa!




Una mujer que ve que su casa se está incendiando le grita a su marido: -¡Auxilio! ¡Socorro, amor, que llamen a los bomberos! ¡Se quema nuestra casa!
Sin inmutarse, el esposo le responde, llevándose el dedo índice a los labios:
-¡Shhhh! ¡Silencio, mi amor, no hagas ruido que vas a despertar a tu madre!




¿Qué hiciste con el libro titulado "Cómo pasar de los 100 años"?
Lo metí en la caja fuerte del banco, tenía miedo que lo viera tu madre y lo leyera.











Una suegra que era bien metiche, pero metiche, metiche, se murió, y en su tumba le pusieron este mensaje: "Aquí descansa ella, y en la casa descansamos todos".




Un esposo enamorado le dice a su esposa:
Mi amor, tú eres mi Blancanieves, mi Cenicienta, mi Rapuncel.
La esposa pregunta:
¿Cuál de las tres? Blancanieves vivía con los enanos, Cenicienta su madre era bruja, y...
En eso el esposo interrunpe y le dice:
Entonces eres mi Cenicienta.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED