HUMOR

Tacaños


Un padre le dice a su hijo:
Hijo, anda, pídele azúcar a la vecina.
Entonces, el niño va, y vuelve y le dice a su papá:
Papá, la vecina no quiere prestarnos azúcar.
Entonces, el papá le dice:
¡Que tacaña, esa vieja! No importa hijito, saca la nuestra mejor.



Había una vez un hombre tan, pero tan tacaño, que un día fue a un bar a tomarse un trago, el muchacho del bar le sirvió el trago y de repente aparece una mosca. El hombre muy preocupado porque la mosca podía caer a su vaso, da unos manotazos, y justo le pega a la pobre mosca la que cae en el vaso, entonces, el hombre la toma de sus dos alitas y le dice: ¡Escupe lo que tragaste, escupe lo que tragaste!




Un hombre fue a una barbería y le preguntó al dueño:
¿Cuánto cuesta la rasurada?
El barbero contesta:
Cuesta dos pesos y el corte de pelo cinco pesos.
Y el hombre responde:
Entonces, rasúreme la cabeza.












Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED