HUMOR

Taxista


Al morir y llegar al cielo un pastor y un taxista, (Quienes habían sido vecinos y amigos en la tierra) son llevados a sus eternas moradas, el pastor ve con asombro como al taxista se le instalaba una casa con piscina, cancha de tenis y ¡toda la cosa! mientras a el se le daba una casa común y corriente.
-¿Señor! pero que es esto? ¡Toda mi vida yo prediqué tu palabra sobre la tierra y mira lo que me haces!
-Cuando tu predicabas yo solo escuchaba gente roncar, pero hubieses visto con qué fervor la gente rezaba cuando manejaba este!





Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED