HUMOR

Gallegos


Dos pilotos gallegos hacen su primer viaje a los estados unidos.
Cuando llega el momento de aterrizar dan un frenazo, las llantas del avión chillan estripitosamente, todo el avión tiembla y luego se detiene. Uno de los gallegos le dice al otro:
Estos americanos si son brutos, hacen las pistas tan cortas, pero demasiado anchas.




- ¿Qué sale de un gallego y una pelirroja?
Un ladrillo.



¿Cómo reconoces a un gallego en un salón de clases?
Es el único que cuando el maestro borra el pizarrón, el borra su cuaderno.










En su viaje a Nueva York, Manolo compró una televisión para llevársela a su familia.
"¿Es qué no hay televisores en su país?", preguntó alguien.
"Claro que los hay, pero los programas de aquí me gustan mucho más".



- Doctor, cada vez que me tomo un café con leche me duele el ojo derecho.

- Quita la cucharilla de la taza, Manolillo.






Más chistes de Gallegos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED