HUMOR

Jaimito


Le dice la madre a Jaimito:
Vamos a ir a visitar a una amiga mía que ha tenido un bebe, pero ha nacido sin orejas, así que no digas nada.
Cuando ya terminan la visita, le dice la amiga a Jaimito:
Bueno, ¿no tienes que decirme nada?
Y Jaimito responde:
Sí, que Santa Lucia le conserve la vista, porque como le tengan que poner gafas se las van a tener que sujetar con chinchetas.




Jaimito : llovía ¿qué tiempo es ?
Es un tiempo muy malo profesora.




La maestra de Jaimito dio de tarea escribir 3 oraciones, entonces Jaimito se fue a su casa, se puso a hacer la tarea y escucho que desde una canchita de fútbol un chico le dice a otro ¡Soy de boca! ¡Soy de boca! y Jaimito escribió ¡Soy de boca! ¡Soy de boca!. Entonces el otro chico le dice ¡Qué me importa!¡Qué me importa!. Y jaimito escribió ¡Qué me importa¡ ¡Qué me importa!.Después Jaimito escucho a un viejito que estaba andando en bicicleta que estaba diciendo voy a mil kilómetros por hora. Entonces Jaimito escribió voy a mil kilómetros por hora. Al otro día Jaimito fue al colegio y la maestra le dijo haber Jaimito que escribiste y Jaimito dice ¡Soy de boca! ¡Soy de boca! (como la maestra era de River dijo) si vuelves a decir eso te pego una patada que vas a salir volando entones dijo ¡Qué me importa!, ¡Qué me importa!, la maestra le pegó y salió volando (y en el aire dijo) voy a mil kilómetros por hora.











Estaba Jaimito en la escuela, y la maestra siempre acostumbraba a preguntarles a sus alumnos en qué iban a la escuela:
Pablito, dime, ¿En qué viniste a la escuela?
Mi papá me trajo en su Ferrari, maestra.
¿Y tú, Carlitos?
Mi mamá me dejó en su Jetta, maestra.
¿Y tú, Jaimito?
En mi bicicleta, maestra.
Y todo los días era lo mismo, y cada vez que Jaimito decía que iba en su bicicleta, todos los niños se burlaban de él.
Un día llega Jaimito a la casa y le dice a su mamá:
Mamá, mamá, yo no quiero ir más a la escuela, porque cada vez que la maestra nos pregunta en qué fuimos, yo digo en mi bicicleta y todos los niños se burlan de mí.
Pero no seas tonto, Jaimito, ¿Por qué no dices que fuiste en un Mercedes? Al otro día la maestra hace las mismas preguntas, y cuando llega el turno de Jaimito,
¿En qué viniste a la escuela?
En un Mercedes, maestra.
¿Y por qué llegaste tan tarde?
Pues, porque se me salía la cadena a cada rato, maestra.




Una vez la mamá de Jaimito le dijo:
Ve a la carnicería y cómprame 1 kilo de cochino.
Y Jaimito fue directamente.
Mientras él estaba esperando que el carnicero terminara con el otro cliente, Jaimito se metió el dedo en la nariz, cuando lo vio el carnicero le dijo:
¡Cochino!
Y Jaimito le contestó:
¡1 kilo!







Más chistes de Jaimito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED