HUMOR

Niños


El niño y el cura.
Cierto día un niño huérfano estaba llorando en la puerta de una parroquia, al rato sale el cura y le pregunta:
Hijo mío, ¿Por qué lloras?
El niño entre lagrimas le dice:
Es que acabo de perder un dólar.
Y sigue llorando...
Ya, ya no llores, le dice el cura, te voy a regalar un dólar.
El niño coge el dólar y lo mete a su bolsillo. El cura entra nuevamente a la parroquia para tener la misa de costumbre y escucha un llanto de niño, el cura sale enfurecido y encuentra al mismo niño llorando y le dice: ¿Y ahora por qué lloras?
Y el niño le responde:
Padrecito, si no hubiera perdido mi dólar ahora tendría dos.




Muñeca?
Una señora viajaba con su hija en auto después de recogerla de la escuela, cuando recordó que tenía que ir a pagar las cuentas. Como la espera sería larga y estaban cerca del edificio donde trabajaba su esposo, decidió dejarla ahí, para que acompañara a su padre. Llegó al edificio, saludó a su amiga la recepcionista, y le pidió que llevara a la niña con su padre. Luego salió de prisa. Más tarde, durante la cena la niña pregunta: - Papá, te ví con tu secretaria. ¿Por qué le decís muñeca?
Sintiendo la fría mirada de su esposa sobre él, el hombre contesta: - Bueno, es que es muy trabajadora. Teclea rápidamente, conoce los sistemas de cómputo y es muy eficiente.
- Ah, -dice la pequeña niña, - yo creí que era porque cierra los ojos cuando la recostás en el escritorio...




Un niño le dice a su papá:
Papito, papito, mi hermanita ha prendido la computadora.
El papá le responde:
Déjala hijito, que tu hermanita juegue un ratito.
El niño le respode:
Está bien papá, pero como el fuego llegue a tu cuarto, es tu problema.










Había una familia muy numerosa de 10 hijos y uno de ellos se llamaba Agustín entonces, un día iba Agustín con su amigo Saúl y le decía todo aburrido:
Qué te parece Saúl que tengo 9 hermanos, y al único que mi papá molesta es a mí, todo lo que él quiere que le hagan todo tengo que ser yo y solamente yo.
Entonces Saúl le dice:
Vea hermano, cuando su papá lo llame usted le dice que Agustín no está y ya verá usted que va a mandar a otro de sus hermanos.
Más tarde se va Agustín para la casa y su papá empieza a llamarlo entonces le contesta Agustín que Agustín no está y el papá le contesta:
Entonces, venga usted.




Hay dos chicos uno se llama Nadie y el otro Tonto, nadie le pega a Tonto, Tonto va y le dice a un policía:
Nadie me ha pegado.
Y dice el policía:
¿Es usted tonto?
¿Cómo ha adivinado mi nombre?







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED