HUMOR

Niños


Cierta noche estaban la mamá y su hijo en casa. El niño derramó la leche, y su mamá le ordenó que limpiara con el trapeador, el cual estaba en el patio.
El niño abrió la puerta, y la mamá se percató de que él tenía miedo, y ella le dijo cariñosamente:
- No temas, hijo. Dios está en todas partes, inclusive en la oscuridad de la noche. Entonces el niño gritó hacia el patio:
- ¡Dios! ¡Me pasas el trapeador por favor!




Estaba un técnico reparando un radio y llega un niño y le dice:
Disculpe señor, ¿Usted no es el técnico que repara teléfonos?
No niño, yo soy el técnico que repara radios.
Pero, ¿Está seguro que usted no repara teléfonos también?
No niño, yo sólo reparo radios.
¿Está seguro? Porque a mí me dijeron que usted repara teléfonos.
Entonces, el técnico ya molesto por las preguntas, le responde:
Bah, está bien, ¡YO SOY EL TÉCNICO QUE REPARA TELÉFONOS!
¡Aaahh! ¿Y entonces, qué está haciendo con ese radio?




En una clase mixta, llega la profesora y pregunta:
Juanito, ¿Qué quieres ser cuando grande?
¡Quiero ser doctor señorita!
Muy bien Juanito, ¿Y tú Alejandro?
¡Quiero ser fontanero!
Muy bien Alejandro!
¿Y tú clara?
Yo quiero ser mamá profesora.
¡Que fantástico, ¿Y tú Jaimito?
¡Yo, yo quiero ayudar a Clara a ser mamá!











Un niño va con su mamá y le pregunta:
Mamá, mamá, en la escuela me dicen fin de semana.
¿Por qué Domingo?




Estaba un niño con el padre en su casa y de manera ingenua le pregunta: Papi, papi, ¿Qué queda más lejos la luna o Nueva York?
El padre lamentándose de lo burro que era su hijo, lo llevó a la calle y le señaló el cielo, y le preguntó:
¿Qué ves?
La luna papi, la luna.
El padre molesto le dice:
¿Entonces qué crees que queda más lejos? ¿Ves a Nueva York por algún lado?






Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED