HUMOR

Amigos


Van dos compadres caminando en la selva y no encuentran nada en todo el día, entonces en la noche ya se iban a acostar y sienten rugir a un león y las armas estaban lejos. Entonces, un compadre le dice al otro compadre: Compadre, pásame mis tenis, compadre.
Y el otro le dice:
¡A poco le vas a ganar a correr al león!
No, pero a ti sí compadre.




Esto son dos amigos que se encuentran:
Hola Paco, ¿qué tal va todo?
Un poco mal.
¿Por qué?
Es que el otro día se murió mi padre.
Oh, lo siento, ¿de qué murió?
Pues, esto que estaba cocinando y se le quemó la comida, y sin darse cuenta se le llenó la habitación de humo, y no tuvo más remedio que tirarse por la ventana.
Oh, ¿murió de la caída?
No, en ese momento vinieron los bomberos, y pusieron la lona, y rebotó contra la pared del edificio...
Oh, murió del choque.
No, porque mi padre puso los pies en la pared, y rebotó hacia el tendido eléctrico...
Oh, murió electrocutado.
No, en ese momento mi padre rebotó otra vez y...
Bueno tío, ¿de qué murió tu padre?
¡Lo tuvimos que matar a tiros!




En una reunión en casa de unos amigos, una dama le pregunta a otro invitado:
¿Qué edad me calcula usted?
Y él responde:
Si me fijo en su cutis, 18 años. Su cabello me dice que tiene 17. Los ojos corresponden a una muchacha de 20...
La dama, encantada, comenta:
¡Oh! ¡Que amable es usted!
Pero él continúa diciendo:
¡Un momento, aún me falta sumar!











Un tipo le dice a otro:
Sabes que todas las noches sueño que voy a la ciudad en bicicleta, y cuando despierto por la mañana siento un enorme cansancio.
Yo sueño todas las noches que estoy en una fiesta con dos chicas
espectaculares, y tengo un gran problema porque estoy con una y no me da tiempo de estar con la otra, y en ese conflicto paso toda la noche. Y le dice el amigo:
Caramba, pero por qué no vas hasta mi casa a invitarme, y así te acompaño. Precisamente eso es lo que hago, pero siempre me dicen que saliste para la ciudad en bicicleta.




Se encuentran 2 piuranos y un gago.
Uno de los piuranos dice:
Eh, compadre, me han dicho que allá en Huaraz hay una montaña donde tú hablas y te responden.
El otro piurano:
¡Compadre, eso se llama eco!
El gago incrédulamente propone viajar hasta Huaraz para conocerlo. Una vez allí un piurano le dice al otro:
Empiece compadre.
Y el otro grita:
¿Cómo estás montaña?
Y se escucha, aña aña aña aña...
El otro luego grita:
¿Estas bien montaña?
Aña aña aña aña...
Y le dicen al gago que es su turno, y el gago dice:
¿Omo etas onhaña?
Y la montaña responde:
¿Qué?







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED