HUMOR

Amigos


Dos hombres se encuentran por la calle y uno le dice al otro:
Hombre, Juan, qué alegría, chico, ¿cómo has cambiado? Antes eras bajo, y parece que has crecido, antes eras gordo y ahora eres delgado, antes eras moreno y ahora eres rubio...
De repente lo interrumpe el otro y le dice:
Pero, ¡si es que yo no soy Juan!
¡Cielos!, replica el primero, ¡también te has cambiado el nombre!



Un famoso político va cambiar un cheque en un banco de la capital y no tenía identificación. El cajero le dijo que necesitaba verificar su identidad. El hombre insistió en que era una figura pública y todos debían conocerlo. El cajero le dijo:
Señor, son las reglas, sino lo identifico no puedo cambiarle el cheque. Ayer estuvo aquí un famoso boxeador, no tenía identificación y para demostrar quién era tuvo que boxear un par de veces, aunque noqueó a dos cajeros lo identificamos y pudimos proceder.
Dijo entonces el político:
La verdad es que no sé qué hacer, solo se me ocurren tonterías y
estupideces.
Y dijo el cajero:
Ok, ya lo reconocí y me convenció, ¿Cómo quiere el cambio?




Dos amigos que se encuentran en la calle y dice uno:
¿Qué te ha pasado Fernando?
Dice el otro:
Pues que iba con la moto muy rápido y, ¿te acuerdas del edificio, ese que ponía "se traspasa"?

Pues que no es verdad. ¡No se puede traspasar!











Un día un señor pedía limosna y un señor que lo ve le dice:
¿Por qué usted no se pone a trabajar?
Y el pobre le dijo:
¡Le pedí limosna no consejos!




Dos amigos hablan de sus planes para el futuro.
Pues yo estoy buscando novia para casarme, pero no sé que hacer, porque a mi madre no le gusta ninguna de las chicas que le he presentado.
Pues entonces, busca una chica como tu madre y preséntasela.
¡Ya lo hice, pero no le gustó a mi padre!







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED