"; Los mejores chistes de Animales

HUMOR

Animales


Venía un zorro y un perro, el zorro se lleva por delante al perro y le dice:
I'm sorry.
Y el perro le contesta:
I'm perri, mucho gusto.




Estaban 3 ratones en una cantina y uno empieza a presumir:
Yo cuando veo una ratonera, la activo y la levanto 20 veces.
Otro no se queda atrás y dice:
Yo cuando encuentro veneno para ratas lo pongo en mi café para
fortalecerme.
Por último uno se para y dice:
Lo siento pero tengo una cita con una gata.




Se encuentran tres pastores discutiendo acerca de cuánta inteligencia y cómo la aplicaban a sus respectivos perros. El primero expone:
El perro que yo tengo es de lo más peculiar, al terminar el trabajo encierra las ovejas y les da comida, además me vigila la casa con paso marcial durante toda la noche.
El otro dice:
El perro que yo tengo sí que es de lo más original, al terminar el trabajo encierra a las ovejas y les da comida; vigila la casa durante toda la noche; además, lava la ropa y me blanquea la casa una vez al año. El siguiente, con lágrimas en los ojos replica:
El perro que yo tenía...
¿Qué pasó?
Se murió Electrocutado.
¿Fue por un rayo?
No, arreglándome el televisor.










Cuidado con el perro
Entra un hombre al jardín de su amigo y ve un letrero que dice "Cuidado con el perro".
Y de pronto ve a un perro chiquitín, chiquitín. Va donde su amigo y le dice:
¿Pero, para qué pones ese cartel si el perro es tan pequeño que no puede ni abrir la boca?
Sí, le dice, pero no sabes la cantidad de veces que me lo han pisado.



Había una vez unos compadres que estaban tomando cerveza y platicando. Un compadre le dice al otro:
Oiga compadre, y cómo le fue en su viaje a la selva, ¿No le pasó nada? Pues, fíjese que sí compadre, cuando llegué, estaba allí en la selva muy tranquilo cuando me empezó a seguir un león.
¿Y qué hizo, compadre? Pregunta el otro compadre.
Pues yo compadre, hice lo que cualquier otra persona hubiera hecho, yo empecé a correr, pero después que sale otro león y otro león.
¿Qué hizo compadre? Dice el otro.
Pues yo no más corría y corría y mira, va que se iban cayendo los leones detrás de mí, se volvían a parar y se volvían a caer, y yo seguía corriendo.
Le dice el otro compadre:
Y, ¿No se cagó del susto compadre?
Pues, ¿En qué cree que se estaban resbalando los leones cuando se cayeron?





Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED