"; Los mejores chistes de Animales

HUMOR

Animales


La mayoría de la gente del mundo se pregunta, por qué el marrano o cerdo camina con la cabeza agachada.
¿Sabes por qué?
De la verguenza, porque sabe que su esposa es una puerca y que sus hijos son una parranda de cochinos.




Era una vez un señor llamado Pedro que quería una mascota, así que decidió ir a la tienda de mascotas que quedaba a dos cuadras, llegó y le pidió al vendedor una mascota extraña y este le entregó una caja muy grande, y Pedro le pregunta:
¿Qué es eso?
Y el vendedor le dice:
Un ciempiés.
Y Pedro sorprendido le dice:
¿Qué tanto sabe hacer?
Y el vendedor le explica que sabe barrer e ir a la tienda en pocos minutos. El vendedor lo convenció y se lo compró.
Pedro llegó a su casa y abrió la caja y le ordenó limpiar y lo hizo en poco tiempo. Después Pedro se acordó que ya no tenía pan y leche y mandó al ciempiés a la tienda.
Pasaron 5 minutos, 10 minutos, 1 hora, 2 horas, 3 horas y nada... Y Pedro dijo:
Pues mi ciempiés ya se tardó, voy a ver si ya viene, abre la puerta y vio allí el ciempiés y Pedro le pregunta:
¿Qué haces aquí?
Y el ciempiés le responde:
Poniéndome los zapatos.




Esta era una vez en que se estrelló un avión, llega el FBI, la CIA, y otros cuerpos más de investigación y consiguen al único sobreviviente que era un monito. A este lo llevan a un centro científico para comunicarse con él y le preguntan al monito:
Monito monito, ¿cómo iban los pasajeros?
El monito responde:
Gui, gui, guiillliii (con los manos en los ojos)
Y monito, monito, ¿cómo iba el copiloto?
El monito responde:
Gui, gui, guiillliii (con los manos en los ojos)
Y, monito, monito, ¿cómo ibas tú?
El monito responde:
¡Ññññiuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!(simulando las manos en el volante).









Una tortuguita se balanceaba en una ramita.
Luego se dejaba caer en el suelo, se levantaba despacito y se acomodaba el caparazón.
Subía nuevamente a la ramita y se dejaba caer nuevamente.
En el piso apenas podía pararse y el caparazón se estaba trisando. Sube nuevamente a la ramita y comienza a balancearse.
Desde una rama vecina una paloma le dice a su palomo:
¡Y si le decimos que es adoptada!




Estaban un ingeniero, un contador, un químico, un informático y un político alardeando sobre la inteligencia de sus perros...
El ingeniero ordenó a su perro: *¡Escalímetro, muestra tus habilidades!
El perro agarró unos ladrillos, unas tablas y se armó el solo una casucha. Todos admitieron que era increíble.
El contador dijo que su perro podía hacer algo mejor. "¡Formulario, muestra tus habilidades!
El perro fue a la cocina, volvió con 12 galletas y las dividió en 4 pilas de 3 galletitas cada una. Todos dimitieron que era genial.
El químico dijo que su perro podía hacer algo aún mejor."¡Cuántico, muestra tus habilidades!
Cuántico caminó hasta la heladera, tomó un litro de leche, agarró un vaso mediano y lo llenó sin volcar ni una gota. Todos aceptaron que era impresionante.
El informático sabía que podía ganarles a todos: "¡Megabyte, hazlo!
Megabyte atravesó el cuarto, encendió la computadora, controló si tenía virus, mejoró el sistema operativo, mandó un e-mail e instaló un juego excelente. Todos sabían que esto era muy difícil de superar. Miraron al político y le dijeron:
-Y su perro, ¿qué puede hacer?
El político llamó a su perro y dijo: "¡Elecciones, muestra tus
habilidades!
Elecciones se paró de un salto, se comió las galletas, se tomó la leche, borró todos los archivos de la computadora, abusó de los otros cuatro perros, después alegó que como los otros habían hecho fraude se retiraba, pidió su jubilación por anticipado y más encimas se robó la casucha y la vendió dos veces...






Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED