HUMOR

Animales


Un pajarito iba volando a toda velocidad por la autopista en sentido contrario y de repente se estrella contra un motorizado.
¡Paooofff!
El motorizado se para diciendo:
¡No puede ser! ¡Maté al pajarito!
Llega donde cayó el pajarito y lo encuentra todavía vivo, lo recoge, se lo lleva a su casa, lo mete en una jaula, le da leche y agua, le pone alpiste. Al rato el pajarito va recobrando el conocimiento, despierta, ve la jaula y dice:
¡No puede ser! ¡Maté al policía y estoy preso!




Había una vez dos murciélagos que estaban hambrientos por sangre, tenían mucho tiempo sin comer.
De repente llega otro murciélago con la boca bañada en sangre, y los otros murciélagos se quedan asombrados y le preguntan:
¿Oye, dónde conseguiste tanta sangre?
Y el murciélago le responde:
¿Ven esa pared que esta allá?
Y los murciélagos responden:
¡Sí!
Bueno, yo no la vi.




Iba una hormiga con un elefante, y la hormiga le dice al elefante: Elefantito, elefantito, ¿quieres un dulcecito?
Después le dice:
Elefantito, ¿quieres un vasito de juguito?
El elefante le contesta:
Si me vuelves a hablar en diminutivo, te voy aplastar.
Pasaron 2 horas y le dice el elefante a la hormiga:
¿Quieres comer?
La hormiga le contesta:
No gracias, no tengo apeto.











Un grupo de hormigas iban de una ciudad a otra con toda su comida, pasaron 10, 50, 100, hasta 500 años hasta que por fin llegaron, cuando de repente se para la hormiga reina y dice:
Queridas hormigas, se nos ha quedado la sal.
Pero sólo una hormiga podrá ir a traerla de regreso, ¿Quién lo quiere hacer?
Por allá una hormiga levanta la mano y dice:
Yo voy, con la condición de que no comiencen a comer hasta mi regreso, ¿Están de acuerdo?
Y todo el grupo responde:
¡Sí!
Bueno, entonces la hormiga se va a su viaje. Pasaron 500, 1.000, 5.000, hasta 10.000 años y llega una hormiga del grupo y dice:
No, a esa hormiga le pasó algo, yo digo que comamos ya.
Pero la hormiga reina le responde:
No, no comeremos, recuerden la promesa, sigamos esperando.
Pasan otros 10.000 años y nada que llegaba la hormiga, hasta que dijo la reina:
Bueno, nos tocó comenzar a comer.
Y todos comenzaron a comer cuando de repente sale una hormiga de un matorral y dice:
¿Que tal que si hubiera ido?




En una ocasión caminaban por el desierto un forastero, su caballo y un perro. En cierto trayecto del camino el caballo no caminó más y exclamó: ¡Tengo mucha sed!
El forastero al oír al caballo hablar se asustó mucho, y corrió, corrió hasta quedar rendido de tan tremendo susto. El perro al ver a su amo, había hecho lo mismo; casi sin poder respirar el perro y el forastero, tendidos en la arena del desierto, el perro exclamó:
¡Vio que susto nos dio ese condenado caballo!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED