"; Los mejores chistes de Animales

HUMOR

Animales


Esta era una vez en que se estrelló un avión, llega el FBI, la CIA, y otros cuerpos más de investigación y consiguen al único sobreviviente que era un monito. A este lo llevan a un centro científico para comunicarse con él y le preguntan al monito:
Monito monito, ¿cómo iban los pasajeros?
El monito responde:
Gui, gui, guiillliii (con los manos en los ojos)
Y monito, monito, ¿cómo iba el copiloto?
El monito responde:
Gui, gui, guiillliii (con los manos en los ojos)
Y, monito, monito, ¿cómo ibas tú?
El monito responde:
¡Ññññiuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!(simulando las manos en el volante).



Estaba el Rey León todo borracho caminando por la selva, toma entre sus patas al conejo, lo levanta por las orejas, lo acerca amenazadoramente a sus ojos y le pregunta:
Conejo, ¿Quién es el Rey de la Selva?
¡Tú León, sólo tú!, responde el conejo asustado.
El León lo suelta y hace lo mismo con la tortuga, el jabalí, el búho, y se encuentra al elefante, lo toma por la trompa y le pregunta:
Elefante, ¿Quién es el Rey de la Selva?
A lo que el elefante lo enrolla en su trompa y lo golpea repetidas veces contra el piso, y los árboles cercanos, y lo lanza contra un muro de piedra.
Se levanta el León todo moreteado y dice:
¡Pero bueno, vale, si no sabes no te pongas bravo!




¿Qué pasa si un elefante se para en una pata?
El pato se queda viudo.










Están jugando al fútbol el equipo de los elefantes contra el equipo de los gusanos. A diez minutos del final van ganando los elefantes por 50-0. De repente anuncian un cambio por el equipo de los gusanos y sale el cienpiés.
Cuando quedan cinco minutos para el final el cienpiés mete un gol tras otro y al final del partido quedan 50-75. El capitán de los elefantes se le acerca al de los gusanos y le dice:
¡Qué portento de jugador! ¿Por qué no lo habías sacado antes?
Es que estaba terminando de atarse los zapatos.




Había una vez unos compadres que estaban tomando cerveza y platicando. Un compadre le dice al otro:
Oiga compadre, y cómo le fue en su viaje a la selva, ¿No le pasó nada? Pues, fíjese que sí compadre, cuando llegué, estaba allí en la selva muy tranquilo cuando me empezó a seguir un león.
¿Y qué hizo, compadre? Pregunta el otro compadre.
Pues yo compadre, hice lo que cualquier otra persona hubiera hecho, yo empecé a correr, pero después que sale otro león y otro león.
¿Qué hizo compadre? Dice el otro.
Pues yo no más corría y corría y mira, va que se iban cayendo los leones detrás de mí, se volvían a parar y se volvían a caer, y yo seguía corriendo.
Le dice el otro compadre:
Y, ¿No se cagó del susto compadre?
Pues, ¿En qué cree que se estaban resbalando los leones cuando se cayeron?



Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED