"; Los mejores chistes de Animales

HUMOR

Animales


En un pabellón en construcción se hallaba una hormiga acicalándose, poniéndose guapa.
Pasó por allí otra hormiguita y le preguntó:
¿Qué haces? ¿Por qué te acicalas tanto?
¡Calla, calla!, contestó nerviosa la primera. Es que al mediodía, he oído decir a los obreros, que ésta tarde llega el HORMIGON.




Un pajarito iba volando a toda velocidad por la autopista en sentido contrario y de repente se estrella contra un motorizado.
¡Paooofff!
El motorizado se para diciendo:
¡No puede ser! ¡Maté al pajarito!
Llega donde cayó el pajarito y lo encuentra todavía vivo, lo recoge, se lo lleva a su casa, lo mete en una jaula, le da leche y agua, le pone alpiste. Al rato el pajarito va recobrando el conocimiento, despierta, ve la jaula y dice:
¡No puede ser! ¡Maté al policía y estoy preso!




- ¡Papà!, ¡Papá! ¿Cuál es el animal mas viejo?.
- No se hijito, ¿Cuál es?.
- La zebra.
- ¿Por qué?.
- Porque está en blanco y negro.










Un grupo de hormigas iban de una ciudad a otra con toda su comida, pasaron 10, 50, 100, hasta 500 años hasta que por fin llegaron, cuando de repente se para la hormiga reina y dice:
Queridas hormigas, se nos ha quedado la sal.
Pero sólo una hormiga podrá ir a traerla de regreso, ¿Quién lo quiere hacer?
Por allá una hormiga levanta la mano y dice:
Yo voy, con la condición de que no comiencen a comer hasta mi regreso, ¿Están de acuerdo?
Y todo el grupo responde:
¡Sí!
Bueno, entonces la hormiga se va a su viaje. Pasaron 500, 1.000, 5.000, hasta 10.000 años y llega una hormiga del grupo y dice:
No, a esa hormiga le pasó algo, yo digo que comamos ya.
Pero la hormiga reina le responde:
No, no comeremos, recuerden la promesa, sigamos esperando.
Pasan otros 10.000 años y nada que llegaba la hormiga, hasta que dijo la reina:
Bueno, nos tocó comenzar a comer.
Y todos comenzaron a comer cuando de repente sale una hormiga de un matorral y dice:
¿Que tal que si hubiera ido?




Era una vez un señor que tenía una gata y ya no la quería más, entonces se fue al monte y la tiró. Después de unos días la gata regresó, y el señor se la llevó y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Entonces, le preguntó a su compadre, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones.
El señor le da las indicaciones, cruza el monte, ve al río y crúzalo, voltea a la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana el señor llegó con el compadre todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y el compadre le pregunta:
¿Cómo te fue?
Y el señor le contesta:
Hombre compadre, si no es por la gata, ¡no regreso!






Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED