HUMOR

Animales


En una ocasión caminaban por el desierto un forastero, su caballo y un perro. En cierto trayecto del camino el caballo no caminó más y exclamó: ¡Tengo mucha sed!
El forastero al oír al caballo hablar se asustó mucho, y corrió, corrió hasta quedar rendido de tan tremendo susto. El perro al ver a su amo, había hecho lo mismo; casi sin poder respirar el perro y el forastero, tendidos en la arena del desierto, el perro exclamó:
¡Vio que susto nos dio ese condenado caballo!




En un prestigioso museo antropológico, el guía se dirige a los turistas: Bueno, y acá tenemos el esqueleto de un tiranosauro rex que tiene aproximadamente 65 millones de años y 15 días. Un turista sorprendido pregunta:
Señor, ¿Cómo sabe usted la edad con tanta precisión?
Cuando entré a trabajar me dijeron que tenía 65 millones de años, y ya hace 15 días que trabajo aquí.




Una tortuguita comienza penosa y lentamente a subirse a un árbol. Después de varias horas de esfuerzo, cuando llega a la punta, se lanza al vacío y se da un feroz golpe en el suelo.
Al rato, la misma tortuguita vuelve a hacer el esfuerzo y lentamente, trepando como puede, llega de nuevo casi a la punta, se lanza y se vuelve a dar otro costalazo.
Nuevamente, testaruda, hace otro tremendo esfuerzo y después de mucho rato y muchos jadeos, va llegando a la punta del árbol cuando se resbala, se vuelve a caer, agita sus patitas y se pega nuevamente un gran golpe en el suelo.
En el mismo árbol en el extremo de una rama, había una pareja de palomas mirándola con lástima, entonces la paloma hembra le dice al palomo macho: Oye, querido, ¿No te parece que ya es tiempo que le digamos a la
tortuguita que ella es adoptada?











Una cucaracha ve a otra bailando con movimientos muy eléctricos, parecía como si estuviera temblando y le pregunta:
¿Qué bailas? ¿Breakdance?
Y la otra les responde:
¡No Baygón!




Iba una hormiga con un elefante, y la hormiga le dice al elefante: Elefantito, elefantito, ¿quieres un dulcecito?
Después le dice:
Elefantito, ¿quieres un vasito de juguito?
El elefante le contesta:
Si me vuelves a hablar en diminutivo, te voy aplastar.
Pasaron 2 horas y le dice el elefante a la hormiga:
¿Quieres comer?
La hormiga le contesta:
No gracias, no tengo apeto.







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED