HUMOR

Animales


Estaba un pollito fumando marihuana y entonces, en ese instante llega otro pollito y le dice:
Pollito, ¿qué estás fumando?
Y el pollito le dice:
Pruebe.
Entonces, prueba y el otro pollito le empieza a decir:
Pollito, ¿qué siente?
No, nada.
Fume otra vez, ¿qué siente?
No, nada.
¿Qué siente?
No, nada.
La última vez, ¿qué siente? ¿qué siente?
No, nada.
¿Cómo así que nada?
Sí, ni el piquito, ni las paticas, ni las plumitas.




Estos eran dos ratones que andaban por la carretera, uno dice:
"Vas a ver como te paro ese trailer con una mano."
En eso que se le poncha una llanta al trailer y por buena suerte que se para en la mano del ratón.
Cuando se para el trailer, se baja el chofer y dice: ¡Voy a tener que sacar el gato!
Y dice el ratón:
"Ni me amenaces. !Que te volteo el trailer!"




Se encuentran tres pastores discutiendo acerca de cuánta inteligencia y cómo la aplicaban a sus respectivos perros. El primero expone:
El perro que yo tengo es de lo más peculiar, al terminar el trabajo encierra las ovejas y les da comida, además me vigila la casa con paso marcial durante toda la noche.
El otro dice:
El perro que yo tengo sí que es de lo más original, al terminar el trabajo encierra a las ovejas y les da comida; vigila la casa durante toda la noche; además, lava la ropa y me blanquea la casa una vez al año. El siguiente, con lágrimas en los ojos replica:
El perro que yo tenía...
¿Qué pasó?
Se murió Electrocutado.
¿Fue por un rayo?
No, arreglándome el televisor.











En un prestigioso museo antropológico, el guía se dirige a los turistas: Bueno, y acá tenemos el esqueleto de un tiranosauro rex que tiene aproximadamente 65 millones de años y 15 días. Un turista sorprendido pregunta:
Señor, ¿Cómo sabe usted la edad con tanta precisión?
Cuando entré a trabajar me dijeron que tenía 65 millones de años, y ya hace 15 días que trabajo aquí.




Iban caminando un pato y un buey por un camino, cuando de repente llegaron a un puente, entonces cuando cruzaban el puente, el buey se cayó. El buey le gritó al pato:
¿Qué hago pato, qué hago?
Y el pato contestó.
¡Nada, buey, nada!
Y entonces el buey se ahogó.







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED