"; Los mejores chistes de Atlantes

HUMOR

Atlantes


Una bomba cayó en Atlantilandia, y hay una noticia buena y una mala. La buena:
No hay heridos.
La mala:
Sólo muertos.




Un atlante que por primera vez en su vida estaba sobre hielo dijo: Por fin mi sueño se hará realidad, pescaré un pez a través de un agujero en el hielo. Procedió a efectuar una perforación en el hielo, arroja el hilo de pescar, y una voz de ultratumba le dice:
Ahí no hay peces.
Se queda pasmado y decide hacer una nueva perforación unos metros más a la derecha. De nuevo cuenta, echa el hilo para pescar, y otra vez la voz le dice:
Ahí no hay peces, voltea a ver a todas partes y no ve a nadie y efectúa otra perforación en otra dirección.
Y otra vez la voz de ultratumba que le dice una y otra vez que ahí no hay peces, asombrado pregunta en voz alta:
¿Quién eres tú? ¿Cómo sabes que no hay peces en ninguno de los sitios donde me propongo pescar? ¿Acaso eres Dios?
A lo que la voz responde.
¡Soy el gerente de la pista de patinaje!




Venancio está con su mujer y ésta le dice:
Vamos Venancio que quiero unos zapatos de cocodrilo.
Y Venancio se va con su amigo Manolo y le dice:
Manolo, que dice mi mujer que quiere unos zapatos de cocodrilo, ¿me acompañas a la selva?
Total llegan a la selva y cazan como cien, después se acerca Venancio a Manolo y le dice:
Manolo ya no más quedan 2 si ninguno de ellos tiene zapatos nos vamos.









¿Por qué cada vez que los atlantes compran una caja de leche la abren en el mismo supermercado?
Porque el envase dice: Abra aquí.




Estaban dos atlantes platicando y uno le dice al otro:
Oye Venancio, ¿por qué estabas ayer tan triste y hoy estas tan feliz? Y le contesta:
Porque ayer me llegó una carta diciendo que mi mamá estaba muerta, pero de buenas se equivocaron, no era para mí sino que era para mi hermano.



Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED