HUMOR

Borrachos


Llega el esposo borracho como siempre a su casa y su esposa le dice: Otra vez borracho, ya me tienes harta, cada vez que cobras tu sueldo te lo bebes todo, no te preocupas por nada en la casa, y lo más grande es que en 10 años que tenemos de casados, tú nunca me has comprado un vestido. Y dice el esposo borracho:
¡Oh!, pero es que yo no sabía que tú vendías ropa.




Este es un borracho que va por la calle bien bebido y se da un golpe en la cabeza con una farola, entonces se va al médico y le pide algún remedio. Ponga esta pomada el el sitio del accidente.
Pasan tres días y el borracho vuelve y le dice:
Oiga, que puse la pomada en el sitio del accidente y me sigue doliendo. ¿Pero usted se lo puso en la cabeza?
No señor, lo puse en la farola.




Llega un hombre muy borracho a la comisaría de policía y dice:
*¿Puedo ver al hombre que entró en mi casa ayer?
*¿Para qué?* le pregunta un policía
*Para que me explique como entró sin despertar a mi mujer.











Un señor llega borracho a su casa y su mujer enojada le dice:
Oyeme me habías jurado no volver a poner un pie en esa cantina.
A lo que el marido contesta:
Y te juro mi vida que he cumplido mi promesa, porque yo entre gateando y me sacaron cargando.




¿En qué se diferencia un árbol de un borracho?
En que el árbol empieza del suelo a la copa y el borracho empieza de la copa al suelo







Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED