"; Los mejores chistes de Borrachos

HUMOR

Borrachos


Estaba un borrachito en la iglesia, y el padre dice:
Dios vendrá y nos salvará.
El borrachito contesta:
¡Ese no viene!
Y el padre dice:
Dios vendrá y nos salvará.
El borrachito contesta:
¡Ese no viene!
Y el padre repite de nuevo, Dios vendrá y nos salvará, y el borrachito le dice:
¡Te apuesto 3 millones de dólares a que ese no viene.
Y el padre dice:
Busquen un policía para que se lleve preso a este borrachito.
El borrachito dice:
Ay, me voy por que ese si viene.




Estaba un borracho caminando tranquilamente en la calle y de repente se encuentra un muerto tirado debajo de una caseta telefónica y decide llamar a la policía:
Buenas noches, usted está hablando a la estación de policías, ¿cuál es su problema?
He encontrado a un muerto dice el borracho.
Está seguro de que está muerto.
Sí, señor estoy seguro.
Muy bien, en que calle se encuentra.
Espéreme, le vuelvo a llamar ahorita.
Entonces el borracho se dirige a ver el nombre de la calle y apresurado regresa al teléfono y vuelve a marcar.
Buenas noches usted está hablando a la estación de policías, ¿cuál es su problema?
Soy el del muerto.
Ah sí señor, ¿cuál es la calle?
Es... a ver, déjeme volver a ir a ver.
Vuelve a ir a ver el nombre de la calle y esta vez lo va repitiendo en su mente.
Buenas noches, usted está hablando a la estación de policías, ¿cuál es su problema?
Soy yo el del muerto.
Ah sí, usted, ¿cómo se llama la calle?
Ah, es... otra vez se me olvidó.
Va varias veces y siempre a la hora de marcar se le olvida el nombre de la calle.
Hasta que por la décima vez habla:
Buenas noches, usted está hablando a la estación de policías, ¿cuál es su problema?
El del muerto.
Ah otra vez usted, señor, ahora sí dígame como se llama la calle. Libertad.
Pero por que no lo dijo antes si no está tan difícil.
¡Es que el nombre de la otra estaba tan difícil que mejor moví al muerto!



Eran dos compadres y a uno se le murió su esposa y el otro compadre fue al velorio y estaba muy borracho, cuando de repente se le empezó a salir la baba, el otro compadre le decía:
La baba compadre, la baba compadre, la baba compadre.
Y le contesta el compadre:
Sí lavaba, planchaba y hacía todo el quiacer.










Estaba un vago en una esquina, cuando va pasando una muchacha con el cabello rubio, le dice:
Adiós guerra artificial.
Y ella le contesta:
¡Adiós baboso natural!




María estaba esperando a su esposo Luis, y cuando llega Luis borracho ésta le dice:
¡Bonitas horas de llegar!
Y Luis le dice:
Pero si son las 11.
Y María le dice:
¡Estás muy equivocado, para tu información son las 6 y 5!
Y Luis le contesta:
¿Y 6 y 5 no son 11?






Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED