HUMOR

Crueles


Sabes que el otro día se cayó mi madre por el balcón y ahora está en el cielo.
Pues, !Cómo rebota tu vieja!






Un hombre está teniendo relaciones con una mujer en el cementerio. Lo descubre el cuidador del cementerio y le dice:
- Amigo lo que usted está haciendo, acá no se puede hacer ¡voy a tener que llamar a la policía!.
- ¡¡¡No, por favor, no lo haga!!!.
- Esta bien, con la condición de que, cuando usted termine, me presta la mujer para tener sexo yo también.
- ¡No! si quiere le presto la pala y saque a otra..





Un Cieguito pedía limosna en una esquina. Pasa un turista y al querer colocarle la moneda en el jarro de metal, aquella pega con el borde y cae. El ciego se agacha y la introduce en el jarro. El turista lo mira y le dice:
¡Maldición! ¡Usted es un estafador! ¡No es ciego! Y anda engañando a la gente,
¡Sinvergüenza!
El cieguito mañoso responde:
Cálmese señor, sucede que el cieguito está enfermo y yo lo estoy
cubriendo.
Ah, ¿Y usted a qué se dedica?
Yo soy el sordomudo de la otra cuadra.











Pues Manolo mi abuela se cayó de un séptimo piso y ahora esta en el cielo, pues que rebote tiene esa vieja




Esto es un autobús de bizcos por Madrid y el conductor le dice a los pasajeros:
Si miran a la derecha podrán ver a la izquierda el Museo del Prado.






Más chistes de Crueles Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED