HUMOR

Había una vez...


Había una vez una ciudad tan seca, pero tan seca, que las vacas daban leche en polvo.




Había una mujer tan, tan gorda, que para darle el abrazo de año nuevo tenían que empezar desde septiembre.




Había una señora tan flaca, tan flaca, que el brassier decidió suicidarse, porque según dijo estaba cansado de llevar una vida tan vacía.











Era un hombre tan viejo, pero tan viejo que vio el arcoiris en blanco y negro.




Había una vez un chico tan tonto, pero tan tonto, que un día se quedó encerrado en un supermercado y se murió de hambre.







Más chistes de Había una vez... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED