HUMOR

Locos


Esto era una vez un manicomio donde los locos estaban tristes. El director del manicomio decide tomar acción para mejorar esta situación. Este llama al director recreacional del manicomio y le dice la situación y éste le suguiere una piscina para alegrar a los locos. Al día siguiente los locos aparecen en la piscina haciendo clavados, piruetas y 360 desde el trampolín. El director del manicomio se alegra de ver los locos felices otra vez y se lo deja saber al director recreacional, quien contesta: Sí están felices, ahora deje que le eche el agua a la piscina.




Un día en un manicomio Federico pide hablar con el director.
Señor, quisiera que me diera de alta, ya no estoy loco.
Muy bien Federico, te voy hacer un examen, ¿Quién fue el cura Hidalgo? Fue el padre de la independencia Mexicana.
¡Ah!, muy bien, dime, ¿Quién fue Pancho Villa?
Un gran revolucionario.
¡Perfecto!, y dime, ¿Quién fue Emiliano Zapata?
Pues, el caudillo del sur.
¡Excelente!, se ve que conoces muy bien la historia.
¿Cómo no lo voy a conocer? ¡Si yo fui el caballo de esos tres!




Iba entrando un doctor a un manicomio y en el patio observó una fila de locos cerca de un poste, el doctor observó al que iba subiendo que una vez arriba del poste dijo:
"Muy cierto" y se bajó. Luego subió otro y dijo: "Así es" y bajó. Al salir, el doctor volvió a ver una larga fila cerca del poste, y se preguntó que habría al final del poste. A la medianoche cuando los locos dormían, subió al poste para ver por qué todos los locos subían una y otra vez. Al llegar arriba se percató de una nota que decía: "Aquí se terminó el poste".











¿Qué hace un loco golpeando un reloj?
Está matando el tiempo.




Una vez se encontraron tres locos en un desierto. Llevaban varios días de recorrido y no habían encontrado nada para comer y mucho menos para beber. Después de cinco días, los tres locos encontraron un viejo automóvil en medio del desierto, uno de los locos pregunta:
¿Para qué nos puede servir este auto?
El segundo le contesta:
Yo no sé, pero tiene que servir para algo.
El tercero le responde:
Yo me voy a llevar un asiento para sentarme cuando me canse.
El segundo le dice:
Yo me voy a llevar el radiador para tomar agua cuando tenga sed.
El primer loco le dice:
Pues, yo me voy a llevar una puerta.
Y los otros locos le dicen:
¿Una puerta? ¿Y para qué?
A lo que el primer loco le contesta:
¡Para bajar los cristales cuando tenga calor!







Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED